MUY DE VERANO

Boca juniors arrancó el año con un amistoso muy de pretemporada contra Independiente 0 a 0 en el marco del Torneo de Verano. En el primer tiempo el xeneize no pudo destrabar el planteo del equipo rival, pero en el segundo tiempo por obra del tandem Fabra-Villa se adueñó del juego pero careció de profundidad. Justo empate

Boca comenzó insinuando por el costado derecho con Norberto Briasco activo moviéndose bastante y recibiendo faltas. Pero se encontró con un Independiente aplicado al plan de Stilitano que rodeó a Alan Varela para cortarle el primer pase, y no dudando en cortar el juego con faltas para que Boca no progrese en ataque.

Con el 5 de Boca bien tomado, Pol Fernández por la derecha y Juan Ramírez por izquierda nunca pudieron adueñarse del juego, perdiendo los duelos con Márquez Meneses y con Lucas Saltita González respectivamente.

Y de la perdida en esos duelos en el medio campo, el equipo de Ibarra estuvo ausente de juego interno, y cuando los jugadores del rojo rompieron líneas llegaron las 3 situaciones de gol para el equipo de Avellaneda. En una de ellas tras una contra con Boca Juniors mal parado en retroceso, el chila Márquez recorrió mucho y espacio y sacó un remate fuerte que fue bien rechazado por Agustín Rossi, en los otros los delanteros tuvieron mala puntería.

Por el lado de Boca, lo mejor se vio con la sociedad colombiana Fabra, Villa, con algunas insinuaciones de peligro para el arco de Rey, sociedad que iba a lograr cambiar el trámite del juego en la etapa complementaria.

Las escaladas de Frank Fabra y los desbordes de Sebastián Villa por el sector izquierdo del ataque fueron cortadas sistemáticamente con fouls, por eso a los 22 minutos se tuvo que ir expulsado el formoseño Barreto que tuvo que cubrir las espaldas del lateral.

A pesar de tener un jugador de mas, el equipo del negro Ibarra intentó acercar peligro con centros al área que fueron bien resueltos por los marcadores centrales. El DT hizo ingresar a Oscar Romero, Equi Fernández, Langoni, Benedetto entre otros. El tramite del juego no cambió.

La nota negativa en la noche sanjuanina fue una gresca entre hinchas de ambos clubes en un codo del estadio, insólito, triste y repudiable cuando todos abogamos por el regreso del publico visitante.
La nota positiva fue el regreso de Exequiel Zeballos tras la lesión, el changuito volvió con muchas ganas y picante en su juego.

El próximo amistoso de verano será nuevamente en el Bicentenario de San Juan contra Everton de Viña del Mar.

Gustavo Pereyra @gopereyra