GANA Y PRESIONA

Boca venció con lo justo a Aldosivi por dos tantos contra uno y ejerce presión contra Racing y Atlético Tucumán, que se miden mañana en Avellaneda.

No fue el trámite fácil que se esperaba. Lo visto en cancha, no fue lo que reflejan en la tabla y ambos equipos ofrecieron un partido mal jugado y con muchos errores. El Xeneize sacó mayor provecho de los errores de su rival y golpeó en los momentos justos.

En apenas once minutos de partido, Martín Payero presionó con ímpetu y se lo comió al central paraguayo Mario López para luego definir con sutileza ante la salida desesperada de José Devecchi.

Cinco minutos más tarde tras una pelota parada, Nicolas Valentini cabeceó por detrás de todos y la pelota le entró llovida a Agustín Rossi, que fue todo vista.

Boca sufrió durante todo el primer tiempo la pelota parada y no llegaba al área del tiburón, pero cuando el partido se iba al descanso, Langoni olfateó sangre y fue puro optimismo para llevarse la pelota, ante el tomala vos, damela a mi que hicieron entrar Lopez y Devecchi, y habilitar a Pipa Benedetto que sólo tuvo que empujar la pelota con el arco vacio para volver a poner en ventaja al Xeneize.

En el complemento, el equipo no supo liquidarlo y padeció cada avance del equipo visitante que inquietó con pelotazos al área y la pelota parada.

El equipo de Hugo Ibarra sigue su marcha hacia el título y le mete presión a sus competidores, que mañana se sacarán puntos entre ellos.

Mientras ésto pasa, Boca sigue sumando y presiona a quienes le discuten el liderazgo del campeonato.

Fede Perez Rivero
@FedePR12