UNA DE HÉROES Y VILLA-NOS

Boca se cargó a Racing en la vía de los penales luego un trabadísimo encuentro que finalizó cero a cero en los noventa minutos.

Los penales y Rossi aliados de la historia. Cuando el Xeneize lo necesitó la Batiseñal se posó sobre el cielo de Lanús y Agustín respondió a la llamada atajando un penal. En el medio de una definición dramática y electrizante Sebastián Villa, luego de una semana complicada por cuestiones de público conocimiento, empató la serie, ejecutando el penal con gran categoría.

El penal de la victoria lo ejecutó con clase el pibe Varela, luego de que Insua fallara el suyo para Racing.

El lunar de la tanda de penales lo tuvo Toto Salvio que pateó al medio, pero poca altura y Chila Gómez se lo sacó con el pie.

Fueron 90 minutos muy fraccionados. Boca lo sufrió en gran parte del primer tiempo y en el complemento sin jugar bien, logró acomodarse.

El equipo de Battaglia, que parece saber de estas contiendas, se mete en una final nacional. La próxima parada será el Mario Kempes el próximo domingo con rival y horario a confirmar.
Tiempo de disfrutar lo conseguido y poner la cabeza en la otra copa, en la Libertadores, donde el Martes se juega gran parte de la clasificación en la Bombonera cuando reciba al Corinthians.

Esta noche el Xeneize escribió una nueva historia copera. Una de héroes y villanos.

Fede Perez Rivero
@FedePR12