MAS QUE UN PARTIDO DE GRUPO

Boca visita al Corinthians en un clima de hostilidad por parte de los torcedores brasileños, que aún recuerdan los choques de las ediciones 2012 y 2013.

No es sólo un partido por la fase de grupos. El partido de las 21.30 en la Arena do Corinthians, ante el Timao, no es un mata-mata, pero se parece bastante.
Boca llega a Sao Paulo con la necesidad de volver a sumar de a tres en esta Libertadores, pero también con la obligacion de volver a respaldar desde la actitud al León Battaglia, tal como lo hizo en cancha ante C.Córdoba el sábado en Santiago del Estero.

Del otro lado, el equipo paulista llega golpeado tras perder el derby de la ciudad ante Palmeiras el pasado sábado de visitante y en las últimas horas con casos de covid por confirmarse.

En el último entrenamiento antes de viajar, Luis Vázquez fue el centro delantero y no Pipa Benedetto, quien aún continuaba con una molestia producto de una contractura sufrida el pasado fin de semana. A pesar de la dolencia, el ex Olimpique de Marsella viajó con sus compañeros y será evaluado hasta ultimo momento. El equipo que saldría a la cancha en el barrio de Itaqueira, sería:
Javier García; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Gabriel Aranda, Frank Fabra; Cristian Medina, Pol Fernández, Juan Ramírez; Oscar Romero; Eduardo Salvio y Luis Vázquez (o Darío Benedetto).

Cabe destacar que el equipo será acompañado por 2500 hinchas que agotaron las entradas y viajarán a Brasil para apoyar al equipo en una nueva noche copera.

Fede Perez Rivero
@FedePR12