EL TRIUNFO DE BATTAGLIA

En otra semana complicada, Battaglia metió mano en el mediocampo y el planteo le funcionó a la perfección, porque desde se sector su equipo con el orden que aportó Pol Fernandez impuso condiciones y se llevó un triunfo 1 a 0 del Estadio Uno.

El primer tiempo arrancó con Boca atacando por la izquierda, la triangulación de Fabra, Ramirez y Villa complicaron a Godoy que rápidamente vio la tarjeta amarilla, los centros desde ese sector que cayeron en el área “pincharrata” no pudieron ser capitalizados por los xeneizes.

Durante gran parte de los 45 minutos iniciales, Boca Juniors controló las acciones de juego en la mitad de la cancha con un rombo conformado entre Pol cerca de los defensores centrales, Medina a la derecha, Ramirez a la izquierda y Aaron Molinas como enganche. Por el lado del local la intención de aprovechar la pelota parada que fue bien contrarrestada por la defensa.

Pol Fernández de volante central fue el acierto de Battaglia

A partir de los 15 minutos el juego empezó a friccionarse, afuera Boselli y Cali Izquierdoz (entró Zambrano) ambos por lesión,y a Echenique se le empezó a ir el partido de las manos antes los pedidos de penales.

38 minutos, una pelota en cortada para la diagonal de Villa a espaldas de Zuqui y Morel que dejó mano a mano al colombiano con Andujar que dio rebote, la pelota le quedó a Vazquez que de media vuelta estrelló el remate en el palo. En la jugada de contra el arbitro dio un penal inexistente de Fabra a Castro, además sin tener en cuenta que el volante local había recibido en posición adelantada. Penal, pero Batman Rossi nuevamente el héroe de los penales tapó el remate de Leandro Diaz.

Captura de TV

Sobre el final de la etapa, Aaron encontró otra vez a Villa por la izquierda, el delantero enganchó hacia adentro y disparó un tiro cruzado que Andujar rechazó y Luis Advincula no pudo tomar el rebote.

La segunda etapa empezó igual, Boca Juniors volcando el ataque por la izquierda. A los 8 minutos, nuevamente un pase entre lineas de Molinas para Villa, el centro de Sebastián encontró a Advincula entrando por el segundo palo, el cabezazo cruzado del peruano abrió el marcador.

Después del gol, Boca se retrasó y apostó al contragolpe, dejandole el manejo de la pelota al pincha que con centros y remates directos llevó  peligro al arco de Agustin Rossi que siempre respondió con seguridad.

Esta victoria sirve para llegar al superclasico con mas tranquilidad y acallar los rumores de crisis siempre a la orden del día para generar rating, vamos Boca carajo, este es el camino a seguir.

Gustavo Pereyra @gopereyra