DEDICADO A DIEGO

¿Cómo no iba a ganar Boca si el trofeo se llama Maradona? El Xeneize le hizo honor a la copa y jugó un excepcional partido ante el Barcelona, al cual venció en los penales, luego de igualar en uno en los 90 minutos reglamentarios.

Buen primer tiempo del Xeneize presionando bien arriba la salida del BarÇa y teniendo sus chances de gol aprovechando la velocidad de Villa y Vázquez y en defensa ordenado y bien parado en cada avance culé.
Excelente primeros 45 minutos de Luis Advincula conteniendo las subidas de Dest y proyectandose en ataque. En la mitad de cancha Cardona mostró fogonazos de su calidad metiendo pases entre líneas a sus compañeros y construyendo juego junto a Juan Ramirez y Almendra. Para ver una y otra vez el quite con caño incluido de Agustín sobre un rival en la mitad de la cancha.


En el complemento en cinco minutos, Philipe Coutinho acomodó la pelota con el brazo y asistió a Jutgla, que la puso en el ángulo del arco de Agustín Rossi. El gol debió ser anulado pero el Barcelona se imponia en el resultado.
De ahí en más se vio lo mejor de Boca que lo metió en un arco al elenco catalán y le creó varias chances de gol muy claras. En 32 minutos Varela y Salvio movieron la pelota en el medio, Toto asisitó con un pase al vacío a Fabra que se lo morfó en velocidad a su marcador y de primera asistió al Changuito Zeballos que la punteó fuerte al medio para batir a Neto y empatar el partido. Boca llegaba al empate de forma merecida y no lo terminó de ganar en los noventa por falta de puntería. Altísimos niveles de Varela, Molinas y el propio Zeballos que saltaron desde el banco.

Llegó la tanda de penales Batman Rossi, que es un experto en la materia, respondió una vez más a la batí señal. No sólo que atajó un penal, sino que adivinó todos los remates que le ejecutaron. Del lado de Boca convirtieron Rojo, Izquierdoz, Pavón y Molinas. Las cuatro ejecuciones de formas extraordinaria.

Boca se va de vacaciones dejando una excelente imagen ante uno de los más grandes de Europa, pese a que no tiene un buen presente, Barcelona siempre es Barcelona y ganarle jugando con seriedad y compromiso es para celebrar. Más allá de que haya sido un amistoso.

En los últimos años, más allá de los nombres y los contextos, Boca siempre ha estado a la altura cuando disputó partidos amistosos u oficiales ante equipos europeos.
A lo largo de estos últimos 25años. Boca siempre compitió y dejó bien alta la bandera del fútbol argentino. Otros fueron de vacaciones o pasaron vergüenza.

Diego debe estar feliz y orgulloso desde su planeta, el Xeneize se trae al país la Copa con su nombre e imágen. Es para vos Pelusa.

Fede Perez Rivero
@FedePR12