OTRO TREN QUE DEJA PASAR

Boca igualó en uno con Arsenal en Sarandí y todavía no logra terminar de sacar su pasaje a la Copa Libertadores.

El Xeneize había tenido un muy buen primer tiempo con posesión de la pelota, dominio territorial y las mejores situaciones de gol.
Antes de finalizar el primer tiempo, Edwin Cardona le mete un buen pase a Fabra, éste se la tira a Vázquez, que la mete al medio, ante la apatía de dos defensores de Arsenal que no la sacan, y Juan Ramírez conviertió con un remate fuerte al medio del arco. .

En el complemento, increíblemente cambió todo.
Boca se replegó atrás, cedió la pelota y sólo apostó al contragolpe.

El equipo del Viaducto le llegó por todos lados al Xeneize y poco a poco Agustín Rossi comenzó a tomar protagonismo en el partido salvando a su equipo dos grandes intervenciones.
En 30 minutos y de un lateral, si señores, de un lateral le hicieron un gol a Boca., Sepúlveda le ganó a Marcos Rojo en el área, Cali Izquierdoz despejó a medias y al medio, Viveros asistió a Sepúlveda que estaba no solo, re contra solo y habilitado por la izquierda. A dónde estaba Advincula? No hay respuesta a esa pregunta.

Minutos más tarde, ya en tiempo de descuento Rojo la dejó viva en el área chica y Rossi con la punta del pié le desvió el disparo a Viveros.

Boca no perdió el partido de milagro cuando tenía todo para ganarlo por goleada en el primer tiempo.

Éste equipo no da confianza ni seguridad de nada y en 96 horas debe disputar la final de la Copa Argentina ante Talleres, no sólo para adjudicarse una nueva estrella, sino para finiquitar el ingreso a la fase de grupos de la Libertadores 2022.
A ésta hora araña los puestos de repechaje y espera que Lanús y Estudiantes no sumen de a tres en éste fin de semana para que al menos el repechaje esté asegurado.
Jugando con la actitud de éstos últimos 45 minutos es imposible encontrar un motivo que justifique la participación de Boca en el máximo certamen continental.

Federico Perez Rivero
@FedePR12