TOXICUS

Sebastián Battaglia anoche post igualdad entre Boca y Newell’s afirmó que Carlos Zambrano, Edwin Cardona y Sebastián Villa no habían formado parte del once inicial por una intoxicación. La irresponsabilidad y la impunidad por parte de varios integrantes del club es total.

Según la OMS, la Intoxicación es una reacción fisiológica causada por un veneno, o por la acción de una sustancia tóxica o en mal estado; el tóxico puede introducirse oralmente o a través de los pulmones o la piel.

Hay varios indicios que indican que los jugadores en cuestiones tuvieron un nuevo descuido o acto de indisciplina. Una más de los colombianos. que por necesidad tienen minutos en cancha.

La Intoxicación en Boca es total. El clima está enrarecido dentro y fuera del campo de juego. Hay mucho malestar en los referentes del plantel ante las sucesivas conductas de los players colombianos, que se sienten casi impunes ante una chanchada tras otra.

La cabeza del grupo, Seba Battaglia se perdió en su propio laberinto. El León cayó en la trampa que él mismo le había tendido a su preza. Jugadores que tienen buenas actuaciones al partido siguiente salen y jugadores que no hacen los méritos suficientes para acumular minutos en cancha, continúan jugando.

De un partido para el otro, Sebastian llegó a realizar ocho cambios sin tener partidos de riesgo a corto plazo. El DT es víctima de su propia falta de experiencia y lamentablemente para él y para varios jugadores, Boca no espera.

La dirigencia también parece tener malestar, los refuerzos no estuvieron a la altura y lo
sucedido el último domingo, con la suspensión del partido por la falta de drenaje del terreno de la Bombonera y la falta de trabajo sobre el mismo en tiempos en donde el hincha no asisita al estadio, aún repercuten.

Las obras son necesarias de forma inmediata y de llevarlas a cabo a partir de diciembre imposibilitará al hincha alentar al equipo en Brandsen 805 en una hipotética fase de repechaje de Copa Libertadores.
Boca tiene dos finales pendientes por disputar que se ganó en la cancha hace 18 meses, que aún no tienen fecha ni lugar y del otro lado los campeones de la temporada actual jugarán en dos semanas entre ellos una final de Copa Nacional.

El hincha es el único que está sano. El domingo bajo un diluvio y las calles anegadas llegó a la Bombonera con la ilusión de cada domingo y faltando diez minutos le suspendieron el partido., cuando desde el mediodía la organización sabía que la lluvia no iba a cesar y el estado del campo era lamentable. Ayer el hincha volvió a decir presente y dejó la garganta en las tribunas y en las plateas para alentar al equipo, aún cuando varios jugadores no lo merecen.

Nadie podrá negar que el hincha está a la altura y siempre por encima de lo que recibe del lado del verde césped o de las oficinas dirigenciales.

Boca debe purgarse, hacerse un lavado de cabeza inmediato. El miércoles 8 no es sólo una final por una nueva estrella, es la llave a la próxima Copa Libertadores. La historia del club obliga a decir presente en la edición 2022 del máximo certamen continental. El no estar allí será una Intoxicación económica y emocional para el club.

Federico Perez Rivero
@FedePR12