EN SANTIAGO CUESTE LO QUE CUESTE

“En Santiago tenemos que ganar”. Así fue despedido el equipo una vez consumado el empate en cero ante Newell’s en la Bombonera.
El equipo de Battaglia, por ahora, está afuera de la Libertadores.

Lo mereció y lo buscó por todos lados. Sin claridad ni fútbol, pero con empuje y muchas veces con desprolijidad.

El Xeneize tuvo las chances más claras y también mayor tenencia de la pelota, pero no logró doblegar a un Newell’s bien plantado en defensa que apeló juego friccionado y a la pérdida de tiempo para llevarse lo que vino a buscar. No perder.

El DT local, puso en cancha a Villa, a Pavón y a Cardona para desbordar y llenar el área rosarina de centros. Centros que no logró capitalizar Lucho Vázquez ni ninguno de los mediocampistas.

En defensa se descuidó por demás y Agustín Rossi debió responder para sostener el cero en su arco.

Boca no supo cómo destrabar el resultado ni en lo futbolistico ni en lo emocional. Y eso que la Bombonera se vino abajo de tanto alentar. Realmente lo de hincha de Boca es admirable. Ya había llenado la cancha el domingo bajo un diluvio y hoy, 48 hs, después volvió a decir presente y alentar a un equipo que no termina de convencer por lo hecho en cancha.

Como lo venimos diciendo desde hace meses, la bala de plata para Sebastián y sus muchachos es la Copa Argentina, que se define en ocho días en Santiago del Estero. Hoy el hincha se dio cuenta de eso y pidió por un triunfo en lo que para el Xeneize será la final del mundo.

Fede Perez Rivero
@FedePR12