SOBRE LLOVIDO MOJADO

Foto Mundo Xeneize

El encuentro que debían disputar esta noche Boca y Newell’s se postergó como consecuencia de las intensas lluvias que cayeron sin parar sobre la ciudad de Buenos Aires en el día de la fecha.

Boca, que está obligado a volver al triunfo para recuperar terreno en la lucha por el ingreso a la Copa Libertadores no pudo disputar su partido ante la Lepra y deberá esperar 24 horas para intentar volver a meter en zona de clasificación.

San Pedro tenía otros planes para éste domingo. El diluvio que castigo a Capital y Gran Buenos Aires fue imparable y el drenaje de la Bombonera volvió a sucumbir.

Otra vez un partido disputado en la Bombonera se tiene que suspender por el impedimento del campo de juego. No es la primera vez que el terreno de juego sufre las intensas lluvias.
La diligencia de Boca había prometido trabajar fuertemente para que esto no vuelva a pasar. Ya había sucedido en cinco ocasiones en los últimos siete años y uno de los puntos en los que la diligencia hizo mella en campaña era en el estado del campo de juego. Las obras aún no se hicieron.

Parece ser que no es sólo un tema de drenaje. O quizás si. Pero que es incomprobable debido a que no se hizo el exhaustivo trabajo en el sistema de drenaje.
También se habla de que hay algo más profundo y que va más allá de los trabajos que se hagan en el verde césped del Alberto J Armando, Algo que debe modificarse de forma inmediata en el estadio y en sus alrededores. Diría que éste tema supera hasta al propio club y en donde la Ciudad debe poner sus ojos y sus máquinas.

Las napas hoy no aguantaron y el sistema de drenaje, menos. El partido se jugará el martes a las 19.15. Lo que no puede esperar más es el trabajo de ingeniería que requiere la cancha y las adyacencias del estadio. Los hinchas, la Bombonera y la historia del club lo merecen.

Fede Perez Rivero
@FedePR12