UNA DEUDA GRANDE

Boca perdió un partido increíble ante Independiente por un tanto contra cero y aún no puede abrochar la clasificación a la Libertadores.

El Xeneize salía a la cancha sabiendo que Talleres había sido goleado ayer en el Bosque por Gimnasia y un triunfo casi que lo dejaba en las puertas de la clasificación a la Libertadores, pero Battaglia paró un equipo rarisimo en cancha y dejó pasar una enorme oportunidad en Avellaneda.

Fueron 45 minutos cargados de situaciones de gol para ambos equipos. Boca jugó mejor y haberse ido en desventaja al descanso fue injusto. El gol del Rojo llegó al gol como consecuencia de una distracción severa de Luis Advincula que se quedó enganchado y habilitando a todos, luego de una pelota parada rechazada por Medina. Carlos Benavidez cabeceó sólo a quemarropas.y dejó sin chance de reacción a Rossi en 20 minutos de juego.

Por posesión y llegadas, el Xeneize debió merecer largamente, no solamente el empate, sino pasar a ganar esa primera mitad.
Pero por impericia en la definición y y grandes atajadas de Sebastián Sossa, no logró empardar el resultado.

En el complemento el equipo de la Ribera siguió teniendo la posesión de la pelota, pero no generó chances de gol claras. El Xeneize entró en el juego friccionado y cortante que le propuso el Rojo y no tuvo situaciones ni llegadas de conseguir el empate.
Bajisimoo el rendimiento de Beto Briasco y una tonta expulsión de Cali Izquierdoz, que entró como un amateur a la chicana que le hizo uno de los pibes de JC Falciomi.

Será difícil de explicar para Seba Battaglia el por qué de tantas variantes cuando el calendario no lo apremia y aún quedan dos semanas para la final de la Copa Argentina.

Habrá que hacer mucha memoria. Pero no recuerdo un año tan pobre en cuanto a resultados obtenidos en los clásicos ante los otros equipos grandes.
De los nueve encuentros NO GANÓ NINGÚNO. Es cierto, uds dirán que en dos de ellos salió victorioso ante River en la tanda de penales y en otra cayó por la misma vía ante Racing, y es cierto. Pero en los noventa minutos perdió tres e igualó los seis restantes. Números espantosos en los clásicos para este 2021 turbulento del Xeneize, que recibirá el domingo a las 21.30 a Newell’s en la Bombonera con la obligación de ganar para recuperar la confianza y poder afianzarse en los puestos de Copa.

Fede Perez Rivero
@FedePR12