ZAMBRANO “ESTOY TRANQUILO Y LAS COSAS CADA VEZ VAN PARA MEJOR”

El defensor peruano dialogó con el diario peruano El Comercio, se siente adaptado al fútbol argentino, de sus expulsiones, su relación con Russo, la presión del mundo Boca, “lo que se vive en Boca es extremo”. A continuación fragmentos de la entrevista:

¿Coincides con Juan Román Riquelme en la importancia de que el equipo principal entrene cerca a los menores?

Aquí el predio me sorprendió mucho cuando llegué. Tienen lo justo y necesario que requiere un club de elite. Boca Juniors es un equipo grande que está a la altura de los equipos de Europa. Donde entrenamos están todas las categorías del club, nosotros estamos donde hay dos o tres canchas y las demás siete u ocho canchas son para todas las categorías, desde pequeños hasta la reserva. Eso es muy positivo y es algo que no se ve en el Perú. Los clubes peruanos no invierten mucho en esos temas. Por eso estamos así hoy en día.

¿Ya estás adaptado a la presión que se vive en Boca Juniors?

El mundo Boca es muy complicado, pero los jugadores que llegan aquí tiene que tener la cabeza muy fuerte y acostumbrarse. Afortunadamente en la última semana se dio el resultado (triunfo sobre Defensa y Justicia) y eso te deja tranquilo. Aquí se vive semana tras semana. Aquí tienes un empate y no te imaginas cómo se vive en el camerino.

Entonces ya estás acostumbrado a todo…

Te tienes que acostumbrar a eso, no te queda otra. Yo casi no veo televisión, así sea el resultado positivo o negativo. Pero tengo entendido que aquí se habla las 24 horas de Boca, o 23 para no sonar exagerado (se ríe). Esto no pasa en ningún lugar del mundo. En Europa o el Perú se habla de fútbol el tiempo que se debe hablar. Por ejemplo. en el Perú se habla mucho esos dos o tres días que la selección está compitiendo. Acá siempre se habla o se inventa algo.

El gol de Carlos Zambrano a Independiente

Con tu gol a Independiente lograste pasar la página rápida de tu expulsión en el Clásico…

En la semana tienes que pasar la página rápido. Como te dije, tienes que estar fuerte mentalmente y cambiar rápido el chip. Si te vas a quedar pensando en lo que hiciste mal, te vas a quedar en el fondo. Aquí me siento bastante bien, con el equipo, con los chicos, con el comando técnico. Eso es lo que más me debe interesar a mí: lo que piense mi familia y lo que piense mi equipo, que es como mi familia. Lo que viene de fuera a uno le debería dar igual. Si hay algo negativo solo queda rescatar lo mínimo, lo constructivo. Pero no podemos enfocarnos en lo que viene de afuera, porque uno ya sabe cómo viene esto. Lo que más me importa es que el club esté contento conmigo. Créeme que si no lo estuvieran, ya habría dado un paso al costado. Yo estoy tranquilo y las cosas cada vez van para mejor.

¿Hay muy buena química con Miguel Ángel Russo?

Claro, desde que llegué al equipo solo quiero sumar, si es que tengo que estar en el banquillo no tengo ningún problema. Yo tengo 31 años y solo quiero que al club le vaya bien, quiero que ganemos cosas importantes porque el equipo se lo merece. Siento que debo retribuir todo lo que me dan.

¿Crees que en Argentina algunos te critican porque no das notas a los medios?

Yo me enfoco solo en mi trabajo, ya sé cómo se maneja la prensa y cómo exagera. No tengo ningún problema con las críticas si son constructivas y con base. Pero aquí es mucho más difícil que en el Perú. Yo no estoy para prestarme a ese juego, si lo hago les doy más temas de conversación. Quiero evitar problemas, que la gente hable lo que quiera.

¿Te parece exagerado que se te vuelva a señalar por la expulsión ante River?

Ni creas, yo puedo tener otra expulsión en cinco o seis partidos más. Eso es lo de menos, son cosas que te pasan en el fútbol, yo soy defensor. No quiero darle vueltas a las cosas que me han pasado, pero si nos ponemos a calcular las expulsiones de todos los defensores del mundo, creo que soy el que menos debe tener. Sin ir muy atrás, leo que Neymar tiene tres expulsiones en catorce partidos y nadie lo toca. Cuando leí eso me tomó por sorpresa. Imagínate.

¿Crees que los árbitros que te tocan están condicionados por la repetición constante de jugadas como la que tuviste en Paraguay con Almirón?

Claro, si en mi propio país me criticaron a fondo, hasta lo último, cualquier árbitro que llega va a leer las noticias y me va a condicionar. Si en mi propio país no me cubren a mí, por más que esté equivocado o no, es complicado. En otros países a sus futbolistas los cubren, pero así es el Perú. Ya sé cómo se maneja allí la prensa, por eso hablo muy poco. Conmigo de lejitos nomás, como se dice.

¿Luis Advíncula encaja en el perfil para reforzar a Boca Juniors en el corto plazo?

A mí me gustaría que Lucho venga a Boca, para mí es uno de los mejores laterales del mundo, no es porque sea peruano sino porque tiene lo justo y necesario. Tiene la fuerza, la rapidez, si en Boca me preguntan por él voy a decir todo esto que pienso. No voy a inventar nada, solo decir la verdad.

¿Haber vivido la presión de un club como Boca te ayudará a adaptarte rápido cuando vengas al Perú para jugar por Alianza Lima?

Sí, pero acá es distinto. No hay comparación, lo que se vive en Boca es extremo. Por todo lo que he vivido aquí, cuando vuelva al Perú me voy a reír con las críticas.

¿Cómo te trata la gente en Buenos Aires?

Tampoco es que salga mucho a pasear por la pandemia. Mi casa está en las afueras de la ciudad.

El Comercio – Perú

https://elcomercio.pe/