UN EQUIPO INESTABLE

Todo lo bueno que Boca había hecho en las últimas presentaciones ante Vélez y River, respectivamente; lo tiró por la borda de arranque ante un Talleres muy bien plantado en la cancha.
El equipo en ningún momento logró un buen nivel y menos merecimientos para llevarse los tres puntos. Flojisimo de principio a fin y con rendimientos muy bajos.

Fue un primer tiempo pobrísimo de Boca de mitad de cancha para atrás.
Talleres le copó el mediocampo y presionó al equipo de Miguel bien arriba en la salida.
Producto de esa presión y las malas salidas de Andrada con los pies.
El equipo cordobés encontró el tanto, luego de una rápida y fallida salida del fondo. En 12 minutos, y luego de un remate en el palo de Mateo Rettegui, Carlos Auzqui convirtió ante la apatía del arquero boquense.

El equipo de Miguelo tuvo muy poco juego asociado y solamente generó peligro a través de remates de media distancia y de pelota parada.

En el complemento y pese a los ingresos de Mauro Zárate y Franco Soldano, al equipo local le costó una enormidad generar peligro en el arco de Guido Herrera . Pese a ésto logró el empate transitorio por medio de una pelota parada en un gol en contra.
Ya con el partido empatado; Fernando Rapallini ignoró un claro penal en contra de Frank Fabra y en la jugada previa al gol del colombiano Valoyes; dejó seguir la jugada pese a que Nicolas Capaldo sufrió una falta en mitad de cancha.

Es cierto; Boca no pierde por el desempeño del árbitro, pero de haber dirigido de forma correcta; aún sin merecerlo Boca hubiera conservado el invicto en esta nueva Copa De La Liga.

El equipo de Russo hace ya 3 meses que no gana en condición de local. Algo inédito en la historia de la Bombonera.

Boca es un equipo inestable; en rendimiento individual y colectivo. Lo de hoy fue una clara muestra de que falta continuidad y confianza en varios jugadores. Y como consecuencia de esto; el equipo de la Ribera, cuando ya se jugó la mitad de la competencia; está afuera de los playoff y la semana que viene deberá visitar Avellaneda para enfrentar a Independiente de buena compañía.

Federíco Pérez Rivero @FedePR12