SALIÓ AIROSO

Foto Marcelo Carroll

Boca igualó en uno ante River en la Bombonera y en una semana a priori chivisima y con malos augurios, logró cosechar cuatro puntos sobre seis posibles y mejoró notoriamente en la producción de juego.

Miguel Russo sorprendió con una línea de tres centrales y cinco mediocampistas. El equipo no logró el triunfo, pero por momentos jugó mejor que el adversario y hasta pudo haberlo liquidado.

Boca pareció no sufrir la ausencia de Edwin Cardona y, si bien los primeros minutos tambaleó en defensa, logró equilibrar el manejo de la pelota y con las subidas por las bandas de Capaldo y Fabra por las bandas logró hacer daño.

La sociedad Campuzano-Tevez fue determinante en la mitad de cancha y creación de juego y Medina sobre Enzo Pérez posibilitó la disfunción del circuito de juego de River.
La combinación en ataque entre Maroni, Carlitos y Capaldo en la jugada que derivó en la infracción de Diaz sobre Nico es una clara muestra de que por momentos, y ante la duda de muchos, el Xeneize mostró ráfagas de buen fútbol y juego asociado.
Nota a parte: Villa y su frialdad y buen tino para ejecutar el penal con mucha seguridad. Fuerte al medio como marcan los manuales de los clásicos.

En el complemento, Boca tuvo serias chances para liquidar el resultado en los pies de Tévez, de Maroni, en dos oportunidades, y de Villa pero flaqueó y con el correr de los minutos y en una jugada colectiva River logró el empate.

Párrafo a parte merece la flojisima actuación de Zambrano que partido a partido hace los méritos para salir del once. Se lo vio dubitativo en todas las intervenciones y en el complemento además de dejarse anticipar por Palaveccino en el tanto visitante; cometió una falta infantil sobre la raya y se fue rápido a las duchas.

Buen debut de Marcos Rojo bancando la parada en el mejor momento de River y hasta tomando la lanza para empuja en ataque al equipo.

En los últimos minutos ; el espíritu de Diego Maradona se posó sobre la Bombonera y evitó que la pelota que ya había superado a Esteban Andrada no entre en el arco. Elegimos creer que Diego, una vez más nos salvó como en aquella tanda de penales ante Inter de Porto Alegre.


La semana que viene Boca visita Cordoba para enfrentar a Talleres con la premisa de seguir sumando en busca de un lugar en fase final de la copa de la liga.
Una vez más y ante los peores pronósticos; Boca y Russo salieron airosos en el Superclasico.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12