INVICTO Y OBLIGADO

Boca igualó sin goles ante Santo en la Bombonera y viaja con la obligación de marcar al menos un gol en Brasil para pasar.

El partido fue muy trabado y luchado. Santos propuso una marca hombre a hombre en todos los sectores de la cancha y obligó al equipo de Russo a tener que saltar líneas con pelotazos desde el fondo.

Tevez, con muy poquito, trató de desequilibrar en ofensiva pero sus compañeros en ataque no lograron entenderlo para la última punción en los últimos metros.

En el complemento el Peixe tuvo pasajes de buen fútbol y dominó pero la mala puntería salvó al Xeneize.
Cabe destacar que promediando esa última etapa Cali Izquierdoz se llevó puesto a Marinho, entre Tobar y el VAR privaron al visitante de tener un penal a favor. Hay que admitirlo; esta vez los muchachos detrás del monitor inclinaron la balanza en favor de Boca.

En los últimos minutos con Cardona como conductor y Fabra como lanzador se vio lo mejor del equipo en ataque. Leo Jara en tiempo de descuento lo pudo ganar, pero la tiró a las nubes.

La serie está abierta y el próximo miércoles en Vilha Belmiro se definirá el pasaje a Río de Janeiro.
Está difícil; claro que está difícil; pero no es imposible.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12