AD10S

Me parece mentira decir que se fue el Diego. Se convirtió en leyenda un 25 de noviembre del 2020 con solo 60 años de edad. No es cuestión de camisetas esto, ya que se fue quien solo nos dió alegrías al pueblo futbolero. Los que no aman este deporte mezclan la vida privada, de la cual el 10 nunca quiso ser modelo. Siempre dijo que busquen ejemplos en las casas de cada uno, no en su persona. Vivimos en un país lleno de moralistas, donde siempre se mira el error ajeno antes de admitir los propios. Somos expertos en juzgar la vida del otro sin jamás haber sido ni el 1% de lo que es el otro ni haber tenido la vida del sujeto juzgado.

Fue un superhéroe que pasó de la nada a tener todo. Fue el estereotipo de lo que somos como argentinos. Jamás pasó desapercibido. Cuando no había redes sociales y Diego brillaba en Europa, al decir que uno era Argentino en cualquier lugar del mundo, raramente sabían donde quedaba este recóndito país. Pero al decir MARADONA, enseguida sabían de que lugar hablábamos.

Llegó al mundo un 30 de octubre de 1960, en el seno de una familia muy humilde de Villa Fiorito. Tenia como sueño jugar en la selección…Y vaya si lo cumplió.! Llegó a la cima del fútbol mundial, salió campeón del mundo en el 86 y en Boca, el club de sus amores. Argentina nunca más logró salir campeón aún teniendo equipos de los cuales pensábamos que se nos podía dar. Evidentemente con ser buen deportista no alcanzaba. Se necesitaba además de las cualidades que todos tenían, una personalidad avasalladora como la de Maradona. Se cargaba al equipo al hombro, jugaba con el tobillo roto, pedía siempre la pelota para que le peguen a él y así sacarle presión a sus compañeros, entraba a la
cancha con la cabeza en alto creyendo siempre que íbamos a ganar. Todas cualidades que ningún otro buen jugador tuvo, Por eso fue único.

Nos dejó un glosario de frases inolvidables que ya pertenecen al vocabulario popular, ya son nuestras.

Cuando las digamos, va a vivir en cada uno de nosotros. Rodrigo en 3 minutos describió su vida con la mejor canción que le hicieron. Fue el enviado de D10S en la tierra. Nos hizo felices, emocionarnos, soñar, creer que todo es posible. El fútbol iguala a la sociedad, no importa si estas al lado de un millonario o de alguien que no llega a fin de mes, los goles los gritamos con el alma todos. Y Diego, nos hizo sentir que éramos los mejores del
mundo. En el 86 estábamos golpeados como sociedad, con una democracia nueva, con problemas económicos, con la Guerra de Malvinas que aún no había cicatrizado en la sociedad..Y justo tocó jugar contra Inglaterra. El crack lo tomó como revancha propia de la nefasta guerra, y como no podía ser de otra manera, Diego hizo el mejor gol de la historia de los mundiales y los dejó afuera. La alegría fue eterna.

El Negro Fontanarrosa decía que no lo quería al Diego por lo que hizo con su vida, sino que lo quería por lo que hizo con la nuestra. No habrá ninguno igual.

Se fue el mejor de todos los tiempos. AD10S Diego, gracias por regalarnos tu magia, por defender a la selección como nadie y por regalarme abrazos eternos con mi viejo…murió el fútbol.

Darío Guala @darioguala