BASQUET: DERROTA PREOCUPANTE.

Por la cuarta fecha de la Liga Nacional de Básquet, Boca cayó 66 – 98 frente a Gimnasia de Comodoro Rivadavia en un partido en el cual fue superado de principio a fin.

Los primeros seis minutos fueron una muestra de lo que vendría. Dos triples de Orresta, uno del “Pitu” Rivero, penetraciones de Giorgetti y Ruiz cargando siempre al rebote, marcaron una diferencia de 20-8 en los primeros minutos. Boca ajustó un poco en defensa y el ingreso de Buendia le dio una leve mejoría haciendo que el cuarto termine 25-16.

El equipo de Comodoro jugó a otro ritmo durante todo el partido. Lastimaron al contra ataque, no permitieron goles en transición y siempre buscaban tener otra oportunidad luego de los tiros. Los segundos diez minutos definieron el partido. Dos triples de Rivero, como toda la noche, elevaron la ventaja a 23 (48-25) cuando quedaban dos minutos.  Gimnasia no se relajó y Orresta convirtió un dos mas uno para terminar el entretiempo 51-26.

Al empezar la segunda mitad, se vio a Boca con otra actitud, más metido en el partido y tratando de lastimar con sus jugadores perimetrales. Schattmann, Boccia y Miller tuvieron un buen pasaje y el equipo de Gonzalo García bajó la distancia a 17 (46-63) pero la efectividad del Verde desde la línea de tres puntos fue tremenda. Un triple sobre la bocina de Rivero con la marca encima más otro de Giorgetti volvieron a marcar distancia (74-50) y partido finalizado. Al terminar el cuarto, el tanteador marcaba un 76-51 contundente.

Los últimos diez minutos sirvieron para poco y nada. Boca estaba desconcertado como en todo el partido y Gimnasia, de poca rotación, tenía a algunos titulares en cancha que, a pesar de ir ganando por mucho, seguían con la misma intensidad. Miller y Bullock se repartieron los tantos del Xeneize, que de poco sirvieron, mientras que en el equipo dirigido por Martin Villagran, Orresta y Vega fueron las figuras del cuarto. El resultado final fue de 98 – 66 que dejó en claro el rendimiento de un equipo y otro dentro de la cancha.

La próxima parada para Boca será nada menos que San Lorenzo, el sábado a las 11:00. Tendrá que mejorar absolutamente todo si quiere tener posibilidades de derrotar al máximo candidato de la Conferencia Sur. Del partido contra Gimnasia, no se puede sacar nada positivo y dejó en claro que así, no se puede jugar nunca mas.

 

Redacción: Santiago Palazzo (@santi_palazzo17).