GOOD BYE POL

Guillermo Pol Fernández dejará de jugar en Boca. El jugador y, su padre y representante, no llegaron a un acuerdo con el club y abandonarán la institución el 31 de diciembre.

La situación es así, la cláusula de compra que puso el Cruz Azul es de 7 millones de dólares, la oferta que hizo Boca fue la renovación de un préstamo y luego realizar la compra del pase por 5.5 millones de la moneda estadounidense.

El dinero para la operación saldría de una cláusula obligatoria por 5 millones USD que debería abonar El Elche español por la compra de Iván Marcone, si el volante fetiche de Gustavo Alfaro, juega en La Liga 10 partidos.

En el medio había una deuda del Cruz Azul por una comisión que se le debía a su representante, Gustavo Fernandez, padre del jugador. La máquina cementera prometía abonar si Boca compraba la totalidad del pase, aunque el entorno del jugador niegan que esto haya influido en la no renovación.

“Por el momento, no vamos a seguir en Boca Juniors, no vamos a firmar la renovación del préstamo”, confirmó el padre del volante de 29 años al diario Record de México.

El futuro del volante de 29 años, jugador clave para el mediocampo del equipo que le arrebató el campeonato a River en la última fecha parece estar del otro lado del océano atlántico, en España, ¿se juntará con Coudet en el Celta de Vigo?

Para los que piensan que esto es de un día para el otro. Se equivocan. O al menos es un final que esperaban desde las oficinas del consejo de fútbol.

Por ello hace un puñado de semanas se hicieron con el pase de Diego “Pulpo” González, libre de Racing y el propio Miguel Russo decidió contar con los servicios de Nico Capaldo para los partidos ante Lanús  y Newell’s por la Cola de la Liga.

El club hace  instantes emitió un comunicado explicando la situación y le desea buena suerte a Fernández. Good bye, Pol.

Fede Pérez Rivero @FedePR12