Federico Aguerre: “Me siento muy cómodo en Boca”.

En Mundo Xeneize Radio estuvimos hablando con Federico Aguerre, jugador de básquet que renovó su vínculo con Boca y nos comentó como viene llevando esta cuarentena, el motivo por cual eligió seguir en el Xeneize, entre otras cosas.

El jugador comentó donde se encuentra en la cuarentena y qué hace para mantener su físico: “Estoy en Junin, provincia de Buenos Aires, aguardando las noticias de cuando se pueda volver a entrenar. Acá se puede salir a correr, las casa de básquet se habilitaron hace algunas semanas. Entreno entre 2 y 3 horas por día. La parte física traté de no perderla. Apenas arrancó la cuarentena me compré todo el set de pesas para mantener lo más que se pueda, hace dos meses que estoy corriendo y lo que más se pierde quizás es la habilidad basquetbolistica, la parte de jugar con otras personas, la parte de posición, eso no lo tenemos y parece que falta mucho, creo que será lo más difícil de agarrar aunque hay que tomárselo con calma”.

Aguerre expresó porque decidió seguir vistiendo la azul y oro: “Me siento muy cómodo en Boca, estuve muchos años en el club, me parece uno de los mejores club de Argentina, tanto institución como el cuerpo técnico es muy bueno y se está armando un equipo para pelear arriba que es lo que uno busca”. En las negociaciones confesó que: “Hablé con Gonzalo (Garcia) antes de arreglar. Me contó más o menos  el proyecto que tenía, lo que quiere y me entusiasmó mucho. Lo tuve en Comodoro y me sentí muy cómodo”. En cuanto a su importancia en el plantel dijo: “Hay que tratar de encontrar su lugar en el equipo”. No solo dialogó con el técnico sino que hizo lo mismo con sus pares: “Hablé con mis compañeros ellos están ansiosos de empezar la mayoría de los chicos se está entrenando, se cuidan y con muchas ganas de estar en Boca”.

El Mudo con respecto a la burbuja que se piensa para reanudar la Liga Nacional esbozó: “Creo que a nadie le gustaría estar encerrado 50 días en un hotel. En la NBA se cerró casi una ciudad, eso no es algo que se puede hacer acá. Pero parece, que por ahora, sería la única solución, todos queremos volver a entrenar, a trabajar y sería lo más factible al corto plazo que se volvería en noviembre”. También analizó el armado de los equipos para la competición: “No va a ser fácil, muchos jugadores se fueron a jugar afuera y volverían en diciembre. Hay equipos que no están completos y no saben cómo van a hacer. Esto es todo por lo que se dice. Se comenta que noviembre y diciembre se haría una burbuja de 50 días donde saldría un campeón. La parte de la cabeza va a ser importante porque 50 días encerrados a algunos jugadores les va a costar y que el equipo agarre química rápido, el que esté bien entrenado desde el principio va a hacer la diferencia”. Y en cuanto a la competitividad del certamen nacional cree que: “Bajará un poco el nivel de los extranjeros de los de arriba pero yo creo que el nivel de la Liga va a ser bueno, el nivel de los jugadores argentinos es muy bueno, la Liga va a seguir siendo competitiva”.