Mariangeles Cossar: “Lejos está el voley femenino de ser profesional”

Foto: Tomas Hiba.

En el marco de nuestro Ciclo de Charlas por Instagram Live estuvimos dialogando con Mariangeles Chu Cossar, capitana de Las Guerreras, sobre la Selección y los Juegos Olímpicos, Boca, la estructura de las competencias, el crecimiento del deporte en su rama femenina los últimos años y muchas cosas más.

Mariángeles comentó como viene llevando estos días de aislamiento: “Lo llevo con ansiedad. Tengo muchas ganas de volver a la rutina pero trato de cuidarme y ser responsable evitando salir”. Hay que entender a estos tiempos para mantenerse con los ejercicios que reciben de los preparadores físicos aunque es todo muy reducido: “Podemos hacer cosas pero al no estar en la cancha no se puede entrenar, son menos horas, obviamente, y no es la misma forma física de la que estábamos antes que pase todo esto. Tratamos de hacer todo lo que se pueda hacer para que cuando en el momento que se nos permita entrenar a todas juntas no cueste tanto esa vuelta. Sabemos que nos vamos a tener que adaptar porque no se va a poder jugar en seguida, necesitamos tiempo de adaptación y por eso estamos dando lo máximo ahora para cuidarnos y cuidar nuestro cuerpo para que no lo sienta tanto a la vuelta”. Los entrenamientos presenciales culminaron a mediados del mes de marzo: “El aislamiento obligatorio arrancó el 20 de marzo que fue un viernes, nosotros esa semana ya habíamos dejado de entrenar, nos habíamos puesto de acuerdo porque sabíamos que era muy complicado porque la mayoría iba a entrenar en transporte público. Desde el 12-15 de marzo que no toco una pelota, tengo una pelota acá pero no puedo hacer golpes específicos de vóley en el departamento”.

Foto: Lucila Guede.

La Pantera remarca la importancia del cuidado del físico para evitar lesiones: “Va a costar adaptarse. Hay que cuidar mucho lo físico porque el volver a saltar es un deporte en el que todo el tiempo tobillos, rodillas hay que tener mucho cuidado con todo eso. No se puede incorporar todo de un momento al otro. Entonces, va a ser muy importante la parte física y llevarlo paulatinamente, mínimo un mes de adaptación tranquila y si sigue pasando el tiempo te diría otro mes más para ir buscándole la forma porque no es chiste volver después de tanto tiempo y justamente los tobillos, las rodillas volverse a costumbrarse a tantos saltos, a tantos movimientos a contra pierna, es complicado. Habría que tener una buena pretemporada para que los músculos se vuelvan a acostumbrar a las exigencias del deporte”.

Con Boca no se hacen doble turno de entrenamientos, aunque con el Seleccionado Nacional si y eso acumular muchas horas de exigencia: “Por Selección nosotras estamos dentro de las excepciones para poder circular y cada una encontró cerca de donde estamos pasando la cuarentena un gimnasio para poder empezar a hacer cosas. Yo, por ejemplo, arranqué la semana pasada y cuesta. Pero es tratar de mantenernos físicamente para después volver a tocar la pelota que vamos a tener que tener paciencia porque no estamos acostumbradas a estar tanto tiempo paradas”.

La Guerrera convocada para la Selección expresa poder estar en la cita Olímpica en el 2021: “Ojalá se puedan jugar los Juegos Olímpicos el año que viene, es mi deseo. Si se cancelarían sería muy duro. Obviamente que se hagan los JJOO siempre y cuando estén las condiciones dadas, no hay que exponer a nadie. Yo espero que para esa fecha haya una solución, que no haya tantos contagios, que pueda haber una vacuna que permita que haya seguridad desde el lado de la salud, es mi deseo. Ya está el calendario para el año que viene, espero que se pueda jugar”. Ante la flexibilización de la cuarentena por las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y el Jefe de Gobierno Porteño en CABA comentó que: “Hoy la prioridad es que se pueda volver a hacer deporte. Obviamente va a faltar tiempo para que sea esto masivo. Pero es ir incorporando esto de que se pueda jugar siempre que se cumplan con los requisitos para que los jugadores vayan a entrenar, obviamente que lo más lindo del deporte es que haya gente, pero si en un principio tenemos que hacerlo no con tanta gente para poder volver también va a estar bueno porque nosotras como jugadoras queremos volver lo antes posible”.

Foto Lucila Guede.

El equipo dirigido por Eduardo Allona venía muy bien en caminado en la Liga Argentina, con la cancelación la capitana de Las Guerreras expresó que: “Fue algo muy duro, quizás fue lo más responsable porque no se podía jugar en esas condiciones. Fue duro porque estábamos entrenándonos muy fuerte para poder repetir el campeonato, sabíamos que iba a ser difícil porque había muchos equipos que estaban muy bien armados y la Liga es muy exigente, se juegan muchos partidos en muy poco tiempo. Estábamos en condiciones de seguir mejorando y tratar de repetir el torneo, lamentablemente pasó esto, tenemos que seguir adelante y pensar en el próximo torneo que tengamos que competir cuando nos toque volver y tratar de salir a ganarlo”. El confinamiento puede afectar a cada persona de manera distinta comenta que el equipo Xeneize cuenta hace un tiempo con: “Psicólogas en el plantel. Tenemos charlas grupales y la que quiera puede hacerlo de manera individual también, es importante porque en este momento tan particular, no todas lo vamos a tomar de la misma manera y hay que tratar de superarlo como sea. Contamos con ayuda del club desde ese lado”.

Foto Lucila Guede.

La Guerrera habló sobre la situación actual de la disciplina el país y las ventajas que cuentan al vestir al azul y oro: “Lejos está el vóley femenino de ser profesional. A nosotras se nos exige como profesionales cuando no lo somos. Lamentablemente no se puede vivir del vóley en Argentina, nosotras jugando en Boca tampoco podemos hacerlo, el beneficio que tenemos nosotras al estar en el club es la estructura que tiene permite tener obras social, que tengamos cuerpo médico, kinesiólogos, médicos, nutricionistas, psicóloga que eso es muy importante, que tengamos la cancha para entrenar, que almorcemos en el club después del entrenamiento pero no nos alcanza para vivir del vóley. Yo cobro una beca con la que no puedo vivir y eso es en general, hay jugadoras que no cobran ni una beca, ni un viatico. Nosotras aprovechamos el auge del feminismo, de la semi profesionalización del fútbol femenino, la visibilización que nos dio la clasificación a Tokio para decir que hay muchas diferencias en lo que es el vóley femenino al vóley masculino, hablando de primeras divisiones, sabemos que lo que es Liga A2 o cosas así tampoco les alcanza para vivir del vóley pero lo nuestro es para comparar según niveles. Siempre se nos consideró como menos y lo que nosotras pedimos, no es que se le saque nada al vóley masculino, es tener las mismas oportunidades, que podamos acceder al desarrollo desde chicas, el formato de la Liga está mal armado, son muchísimas cosas que tiene que cambiar. Entonces surgió la idea del colectivo para ir organizándonos empezar a luchar para que se modifiquen estas cosas. Sabíamos que iba a tardar mucho tiempo pero había que empezar por algún lado para que se empiecen a dar cambios”. En cuanto a temas organizativos de las competiciones Cossar comentó que: “Debería existir una liga más federal donde se pueda jugar todos contra todos y no que haya un pocos equipos del interior porque no pueden pagar los viajes y se termine organizando de esa forma y es contraproducente porque jugamos 3 partidos seguidos viernes, sábado y domingo, no nos cuidan la salud, es un calendario muy corto, muy reducido que a veces no va de la mano con el calendario internacional. Justamente cuando se habla de profesionalización va también por ese lado que la federación trate de organizar una competición que este en mejores condiciones y que esté más a la altura de las jugadoras”.

Foto Lucila Guede.

El crecimiento en la difusión que ha tenido el deporte estos últimos años con la televisación y logros deportivos como la clasificación a los JJOO comentó que: “Hay chicas que empiezan a vernos más por estar en la televisión y apuntan a jugar al vóley. Entonces necesitan, y es nuestro deseo como jugadoras, que esa chica que arranque a jugar lo haga en mejores condiciones de las que nosotras tenemos hoy en día y que tuvimos siempre. Y lo del fútbol femenino todos sabemos que es una mentira porque todos sabemos que porque un par de jugadoras firmen contrato y estén en mejores condiciones no significa que haya un fútbol profesional cuando la mayoría de las jugadoras siguen estando en situaciones paupérrimas. Es hacer un trabajo bien de fondo para que no sea una pantalla y que ese trabajo haga que las jugadoras sean profesionales en todos los sentidos y no solamente para la foto o dar la noticia cuando en realidad no lo son o no lo somos”. Dentro de la lucha que llevan adelante todas las jugadoras del país saben que: “Es un trabajo muy largo el que hay que hacer y va a llevar mucho tiempo. La idea es que se vaya produciendo cambios por más chiquititos que sean para estar en una mejor situación el día de mañana”.

Sobre el regalo de cumpleaños que recibió de Juan Román Riquelme, su ídolo, con mucha emoción expresó: “Fue una locura, la verdad es que no me lo esperaba. Sin saberlo fue una coordinación entre gente que conozco del club y mis mejores amigos. Román para mi es el más grande de la historia del club y haber recibido eso de su parte es un orgullo muy grande. Todavía no caigo”.

La partida de Candela Salinas muy querida no solo por sus compañeras, sino también por los hinchas le dedicó unas palabras: “Tengo una relación muy especial con Cande (Salinas) y me pone muy contenta que pueda tener esta oportunidad y seguramente le va a ir muy bien. Es una experiencia muy linda para ella y también te da un poco de tristeza porque sabemos todas que la vamos a extrañar pero es en beneficio de su carrera y su futuro, eso es lo más importante”.


Acción solidaria de Mariángeles Cossar ayudando a Cristina Soto una hincha de Boca que ayuda a la gente en situación de calle tuvo un incendio en su casa donde perdió todo. Aquellas personas que quieran donar, pueden acercarse a la dirección Carlos F. Melo 733 y California en el barrio de La Boca.

En el ambiente del vóley las jugadoras conocen a sus seguidores, por eso Chu realizó una acción solidaria con una fana que las sigue a todos lados: “Cristina es una hincha de Boca que nos viene a ver siempre, antes su hija jugaba en las inferiores, siempre con la mejor onda, alentando y traía a compañeros suyos y se ponían a tocar con la banda en los partidos y nos seguía siempre a todos lados. Justo cuando arrancó la cuarentena ella tuvo un incendio en el que perdió todas las cosas de su casa. Yo estaba en contacto con ella y traté de ayudarla a conseguir mucha de las cosas que necesitaba para su casa, obviamente la ayudo dentro de lo que puedo, la gente se fue copando mucho. Ella todos los fines de semanas hace con otra gente ollas populares para los que están pasando situación de calle en esta cuarentena. Cuando tenía la posibilidad donaba cosas para el comedor o sino de ponerlo en las redes sociales. Hice las cosas tratando de ayudar, era el único objetivo y por suerte a ella le sirvió y le sirve un montón que es lo importante”. Más allá de la mano que le dio la 18 de Boca, Cristina Soto sigue necesitando ayuda: “Pudo conseguir varias cosas para su casa pero sigue necesitando muebles, microondas, ropa para ella y su hija. Y todas las semanas necesita comida para la olla popular y ropa para la gente que va a buscar comida también. Lamentablemente siempre hay gente que necesita entonces uno busca darle una mano”.

 

Redacción: Daniel Ibañez (Dani9ibz).