UN EX DIRIGENTE EXPLICÓ PORQUE SE JUGÓ LA FINAL EN MADRID

El ex dirigente Carlos Aguas dialogó con Boca de Selección por AM 770 sobre aquella final de Libertadores 2018 en Madrid, y se desligó de la decisión de aceptar mudar la sede a Madrid.

“No participé de la negociación de donde se iba a jugar el partido de la final. Si Boca se oponía se hubiese jugado en el continente” mencionó Aguas como motivo principal de aquella reunión del 27 de noviembre de 2018 en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol de la que participó Daniel Angelici en representación del club

”Hubo una agresión cuando estábamos entrando a la cancha, CONMEBOL quería jugarlo si o si. Estuvimos mas de tres horas en el vestuario, era imposible jugar por cómo estaban los jugadores”.

”Es falso que los jugadores no querían jugar… no podían jugar” sostuvo.

Aguas,es secretario general durante la última gestión de Angelici y presidente de la agrupación Boca es Boca disparó contra Jorge Ameal, quien declaró en varias oportunidades que aquella tarde él si hubiese sido el presidente retiraba el plantel y daba la vuelta olímpica en La Bombonera, “es imprudente e irresponsable decir que había que salir de la cancha de River, abrir la Bombonera y dar la vuelta olímpica”.

“Si no nos presentábamos a jugar íbamos a ser suspendidos por varios años internacionalmente”.

”En una final es muy difícil que te den los puntos, yo hubiese jugado a la otra semana en la cancha de River con público”.

Y en comparación con aquel cruce de octavos de 2015 suspendido por el incidente del gas pimienta en el que Donofrio fue a pedir los puntos a Paraguay “ese segundo tiempo se tenía que haber jugado”.

”Si la pelota de Jara entraba, íbamos a los penales y ganábamos éramos héroes en Madrid”.

Gustavo Pereyra @gopereyra