SEBASTIAN SOSA “SERÍA UN ORGULLO VOLVER A BOCA”

El arquero uruguayo que actualmente juega en el Monarcas de México anunció que no continuará en el club que se muda de Morelia a Matzatlan, y mientras negocia otro destino, se rumorea los Rayados de Monterrey, también se ilusiona con un regreso a Boca, tras la inminente salida de Marcos Díaz y una posible venta de Rossi.

Sosa, de 33 años dialogó con Conectados por Cadena Xeneize y expresó “sería un orgullo volver a integrar un plantel de Boca. Si tuviera la posibilidad de pelear el puesto con Andrada no me temblaría el pulso. Sería una gran revancha. La pelearía a morir”.

“Cualquier jugador quiere estar en Boca. Me llena de orgullo y satisfacción haber jugado. Yo cumplí ese sueño, nadie me lo quita. Inflo el pecho cada vez que digo que jugué en Boca”.

El uruguayo que estuvo en Boca Juniors un año entre 2011 y 2012 forjó una buena relación con Riquelme, vicepresidente de Boca y a cargo del consejo de fútbol, pero para él “Román no se va a basar en la amistad para contratarme o no. Estoy convencido. No voy a mezclar el cariño y la amistad que tengo. Nada ha sido fácil en mi carrera por eso no le tengo miedo a nada. Trataría de pelear un lugar”.

“Si tuviera la posibilidad de pelear el puesto con Andrada no me temblaría el pulso. La pelearía a morir”

Sobre su salida a Velez, recordó “estuve un mes esperando a Boca para arreglar la renovación. Pudieron hacer uso de la opción que era bastante accesible, pero hubo falta de interés. No me fui de un día para el otro”.

“Tuve un gran error que fue no hablar en su momento cuando me fui de Boca. Preferí el silencio y apartarme de los medios. Ahora me arrepiento no haber contado todo lo que pasó”.

Sosa fue fundamental en la obtención de la Copa Argentina, en la foto le ataja el penal a Friedrich de Deportivo Merlo en Semifinales

También de su paso por el Boca de Falcioni recordó “me tocó entrar en la final ante Corinthians y me quedó un gusto amargo. Ojalá algún día pueda sacarme la espina, el año que estuve lo viví intensamente. Me quedé con sabor a poco. Falcioni me había prometido jugar 15-16 partidos y cumplió. Pero uno quería tener más continuidad”.

Gustavo Pereyra @gopereyra