AMPLIACIÓN DE LA BOMBONERA. OTRAS HISTORIAS DE NEGOCIACIONES Y ALGO MAS

Del Valle Iberlucea - La Boca

Jorge Amor Ameal reafirmó que Boca iniciará el postergado sueño de la ampliación de La Bombonera. Claro que para ello, el primer paso será negociar con los vecinos de la calle Del Valle Iberlucea la compra-venta de las propiedades de las dos manzanas, que permitan de una vez por todas concretar el proyecto Bombonera 360 del arquitecto Carlos Navarro.

Sentimentalismo, arraigo familiar, falta de papeles, razones políticas, y en algunos ansias de un lucro monetario aprovechando la situación, será un coctel que pronostican una empresa para nada fácil. Como no lo fue para otros clubes y gobiernos que tambien emprendieron la ampliación de los estadios. Vamos a repasar algunas historias muy particulares y como se resolvieron.

“Cerro Porteño me paga medio millón de dólares por mi casa o se la vendo a Olimpia”

El club paraguayo Cerro Porteño posee la cancha más moderna de Paraguay, el estadio General Pablo Rojas, La Olla, construido en 1970, durante más de 30 años tuvo un espacio vacío de casi 20 metros en la unión entre las tribunas Sur y Este. Ese pulmón estaba conformado por tres viviendas con propietarios reacios a la venta. En 1992, uno de ellos vendió su casa al club, pero aún restaban dos.

El pulmón entre las tribunas. Rosendi y la señora Figueredo especularon la necesidad de ampliación de Cerro Porteño

El presidente cerrista con mano negociadora le ofrecía al señor Rosendi por su propiedad tasada en 50.000 dolares, la cifra de 120.000 dolares, pero  no había manera, Rosendi, hincha de Guaraní, exigía que se le pague 500.000 dolares o se lo vendía al presidente de Olimpia de Paraguay (Osvaldo Dominguez Dibb, padre de Alejandro Domínguez el de la CONMEBOL). Finalmente, luego de 17 años de enesimas negociaciones y ante la necesidad monetaria por un problema judicial de un hijo, el reacio dueño llegó a un acuerdo de venta por 150.000 dólares, no sin antes intentar sacar 200.000 dolares.

Quedaba por adquirir la última propiedad de la señora Luisa Stella Mary Figueredo, quien finalmente aceptó venderla a cambio de una nueva casa y consiguiendo una tajadita nada mas ni nada menos de 50.000 dólares. Finalmente en 2009, y tras años de negociaciones el ciclon de Barrio Obrero obtuvo las tres propiedad y dio inicio a la ampliación de su hermoso estadio, hoy conocido como la Nueva Olla.

EL SOL Y EL VATICANO

La Sociedad Deportiva Eibar es un club de fútbol de la ciudad de Éibar en Guipúzcoa, País Vasco. Fue fundado el 1 de enero de 1940 y compite actualmente en la Primera División de España desde 2014. El uniforme coincide en colores con los de la historia anterior, azulgrana, los colores del Papa Francisco, que indirectamente se vió involucrado en uno de los conflictos.

El estadio donde juega SD Eibar es el Estadio Municipal de Ipurua. Fue inaugurado en 1947 y sus dimensiones son de 103 x 65 metros. Enclavado en la ciudad, se construyó sobre un terreno nivelado con los escombros procedentes de las ruinas provocadas por la Guerra Civil.
Desde su inauguración en 1946, el estadio ha ido creciendo paulatinamente para adaptarlo como un recinto mas amplio acorde a la Liga Española de Primera División. Pero, así como la superficie sobre la que se construyó la labor de agrandamiento ha sido pedregosa.

El primer problema se presentó en la ampliación de la platea norte, calle de por medio hay dos edificios torres de vivienda, los residentes de ese lugar se oponían, argumentando que la distancia entre la tribuna y sus viviendas era de 8 metros (se comprobó que hay 10 metros), que ademas provocaría un impacto ambiental impidiendo la llegada del sol y por último “para que ampliar un estadio que quedaría grande cuando Eibar descienda a segunda división”. Para algunos hinchas, todo se trataba de una avivada de los de los pisos de abajo para seguir viendo gratis desde sus balcones los partidos. Finalmente la tribuna norte mediante estudios de impacto ambiental favorables se reconstruyó y se le sumaron 1.000 lugares más.

Finalmente la grada norte se amplió a pesar de las quejas de los vecinos de las dos torres

Segundo conflicto, la tribuna oeste, y la intervención del vaticano. Al momento de derribar esa grada y construir una nueva en búsqueda de 1.000 lugares mas, el ayuntamiento se encontró con el inconveniente que debía trasladar una linea de alta tensión a 5 metros cuadrados sobre un viejo convento perteneciente a una congregación de monjas Franciscanas Concepcionistas, un pequeño espacio que el club estuvo utilizando sin problemas para un campo deportivo a cambio de calefaccionar el convento.

Construcción de la Grada Oeste en Ipurua. De fondo el viejo convento

Las monjas, desde 2009 ya no estaban allí, y el ayuntamiento (dueño del estadio) para ampliar esa grada envió una oferta al vaticano para expropiar esos 5 metros cuadrados. Todo iba bien hasta que apareció un representante legal de las monjas, Juan Luis Cristóbal, taxista en Eibar solicitando 180.000 euros para dar el permiso correspondiente al club para que la línea pueda pasar por el terreno de las monjas. La entidad azulgrana había ofrecido pagar un alquiler de 10.000 euros mientras se resolvía la expropiación y llegaba la autorización del Vaticano, pero don Cristobal, se negaba, y hasta se sospechaba que era una forma de presión para que le den un lugar en la administración del club a cambio de ceder ese espacio.
Finalmente el ayuntamiento compró todo el convento en 4,5 millones de Euros y la tribuna comenzó a construirse.

“MI DERECHO A LA LUZ VALE 22,6 MILLONES DE EUROS”

El club inglés Chelsea tiene proyectado ampliar Stamford Bridge de 41.000 espectadores a un aforo de 60.000, pero una familia aduciendo “el derecho a la luz” debido a que la cubierta de la nueva estructura afectaría a la entrada de luz natural en su hogar, interpuso una demanda por 22,6 millones de Euros. El ruso Román Arkádievich Abramóvich, propietario del club londinsense llegó un acuerdo con los Crosthwaite y a cambio de desembolsar 1,6 millones de Euros retiraron la demanda. Vendieron “su derecho a la luz” y el proyecto retomó su continuidad.

Los Crosthwaite vendieron su derecho a la luz

UN BARRIO FANTASMA

Si hay un caso similar a la Bombonera, y seguramente la estrategia más extrema, fue la ampliación del estadio de Liverpool, luego que se desestimara la construcción de uno nuevo. El club fue comprando de a una las propiedades circundantes al estadio y dejándolas vacías, un total de 150, sobre todo las ubicadas Lothair Road que facilitaron la ya consumada ampliación de la tribuna principal (Main Stand).

Anfield antes de la ampliación de la Main Stand

Claro que el hecho de comprar casas y dejarlas vacías habían convertido el barrio en un lugar para el vandalismo, los vecinos sostenían que todo se trataba de una estrategia para bajar los precios y hacer que se fueran, a pesar de que se les había ofrecido mas de 100.000 euros, muchos de ellos especulativamente pretendían mas dinero a forma de compensación por tener que vivir en un barrio fantasma por culpa del LFC.

Anfield con la ampliación de la Main Stand

Hoy en día, con la ampliación de la Main Stand y próximamente de la cabecera Anfield Stand, y con la vuelta de “los red” a los años de gloria, la zona vive una regeneración, con nuevos emprendimientos comerciales e inmobiliario.

Hemos repasado cuatro historias análogas, en todas se llegó a una solución, todo se trata de paciencia, constancia y negociación. Pero por sobre todo, decisión.

Gustavo Pereyra @gopereyra