UN PUNTO QUE SUMA

Boca se trae un punto de su visita a Venezuela que promete ser valioso en el momento del cierre de la fase de grupos. Es cierto lo pudo haber ganado; y de hecho estuvo en ventaja tras el final del primer tiempo; pero teniendo en cuenta que jugó con mayoría de suplentes y que fue bombeado por la terna arbitral en varios pasajes del encuentro, el punto debe ser destacado.

El primer tiempo tuvo a un Boca con tenencia y buena distribución de pelota. Mas y Jara alternaron buenas y malas en ataque y la construcción de fútbol estuvo en los pies del tándem Marcone-Capaldo.
Ramón Abila estuvo casi intratable. El gordo marcó un golazo de taco y cuando estaba defiendo otra con una exquisita vaselina, le cobraron una posición adelantada, que no fue tal.

En el complemento el equipo sintió el desgaste realizado en la primera etapa y se retrasó en la cancha. Allí el equipo de Caracas se animó un poco más y cono consecuencia de una falta sonsa de Iván Marcone, llegó el gol de tiro libre del equipo local para sellar el empate.

Boca lo pudo haber ganado en la última pero el remate de Wanchope se fue apenas desviado.

El próximo partido del Xeneize por la copa será el próximo martes cuando reciba en una Bombonera repleta al DIM de Colombia a partir de las 21.30 horas.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12