UNA CUESTION DE SANTA FE

Boca goleó a Colón en el Cementerio de los Elefantes y sueña con el campeonato.

¿Quien le podrá decir que no puede soñar a este Boca 2020? El equipo viajó al Brigadier López del Sabalero, con la obligación de ganar para impedir que River mañana de la vuelta y vaya si lo consiguió. Pese a tener un primer tiempo con muchas dudas, en el complemento se destapó con cuatro tantos en menos de treinta minutos para darle rienda suelta a la ilusión.

Sin dudas que la clave de este enorme triunfo en tierra roja y negra fue la soltura de Buffarini y Fabra en ataque. Por las calles 3 y 4 de la cancha y el arranque de Salvio y Villa, haciendo la función de interiores, para sumarse a Tévez en el armado de juego. Soberbio partido de Junior Alonso, tanto en defensa, como así también en ataque. Sí, leyó bien amigo lector; hoy el Cacique se vistió de Piqué y se lanzó al ataque con pelota dominada y se animó a conducir los movimientos ofensivos del equipo.

En paralelo Pol Fernández, que estaba a un error no forzado de salir del partido, rompió el partido con un golazo digno de crack, sangre fría para matar la pelota con el pecho y cruzarla a un palo para agrandarse en lo individual y para poner al equipo en alza.
Lo que pasó después del gol de Pol, fue carnavalesco.

El equipo aprovechó espacios y con un Villa en modo Usain Bolt y un Carlitos cómo conductor el equipo de Miguel liquidó el partido.
Toto Salvio marcó un gol y volvió a festejar en modo Dragon Ball Z, estaba vez emuló una teletransportación.

Luego el Apache marcó su quinto gol en seis partidos en este arranque de año; números mounsttuosos. Mejores que los de la temporada 2015; cuando volvió en plenitud de la Juventus.

Para el final Ramón, hizo un pedazo de gol. El gordo metió una acrobacia digna de Cristiano Ronaldo y la puso junto a un palo.

El sábado próximo será una noche llena de emociones. Pase lo que pase; no será una noche más. Las orejas pegadas a las radios esperando noticias de Tucumán y el corazón y la garganta alentándo por Boca y por Diego, que vuelve al campo de juego de la Bombonera luego de 19 años y se merece el mayor de los homenajes. Ojalá la fiesta sea completa.

El viernes está por terminar, asoma el sábado y el pronostico promete un sábado con mucho sol y una noche agradable. Si sos soltero salí con tus amigos; anda a bailar o un bar; si estás en pareja invita a la patrona al cine o a cenar afuera y dejemos que fluya el sábado. Estemos tranquilos. Tenemos una semana más para soñar. Es una cuestión de Santa Fe.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12