ESTRENO CALIENTE

Fotobaires

Boca igualó en cero con Independiente en la renovada Bombonera, el debut oficial de Miguel Russo y el estreno en casa de Adidas. El partido fue muy trabado y accidentado. Marcos Díaz fue la gran figura del partido y gracias a él, el Xeneize no perdió el clásico.

Hubo de todo, menos goles. Ya en en menos de 20 minutos de partido Cali Izquierdoz dejó a Boca con diez producto de dos faltas merecedoras de amarilla.

Russo decidió mover piezas y sacar al pibe Ovando para que Junior Alonso ocupe el lugar del ex America en la zaga central. Mientras el Cacique se metía en el partido,; Marcos Díaz atajaba todas las pelotas que le llegaban al área, desde cabezazos a quemarropa hasta tiro libres de media y corta distancia.

En el complemento la fortuna volvió a obligar a Russo a mover el banco. Mauro Zárate, que ya venía con molestias en la primera etapa, pidió el cambio y por él ingresó Seba Villa, de buen partido.

Llegando a los últimos minutos Pablo Pérez, que fue silbado por gran parte de la Bombonera fue muy mal con la pierna y vio la tarjeta roja, para dejar también al visitante con uno menos en cancha.

El partido se hizo de ida y vuelta, pero ninguno de los dos pudo encontrar el gol del triunfo y el empate le terminó cayendo mejor a Lucas Pussineri.

Boca quedó a tres de la punta y ahora debe ganar todo lo que tenga en juego y esperar que el líder ceda puntos en futuras fechas.

El próximo domingo desde las 21.45 en Córdoba y con hinchas de Boca en la cabecera visitante, el Xeneize visitará a Talleres con la necesidad de ganar para seguir peleando el campeonato.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12