CALIENTA MOTORES

Boca venció por tres tantos contra uno a Atlético Paranaense de Brasil en el Bicentenario de San Juan y cerró esta pretemporada de verano con dos triunfos, pensando en lo que será la recta final de la Superliga.

El primer tiempo tuvo a un Boca muy aceitado en ataque y con ciertas desinteligencias en el retroceso. En el complemento, con las diferentes modificaciones, también se modificó el dibujo táctico. Del 4-1-3-2 de la primera etapa se pasó a un 4-1-4-1 con mayor contención en el medio y salida rápidas por las bandas.

Bébelo Reynoso tuvo un gran partido, sin dudas fue la gran figura de la noche Sanjuanina. En el podio de los mejores lo siguen Mauro Zárate, autor de los dos primeros goles del partido, y Agustín Ovando, que demuestró en estos dos encuentros que puede ser tranquilamente una de las piezas fundamentales en la construcción del mediocampo bosquense.

Los puntos más bajos quizás hayan sido el Cacique Alonso en defensa y Leo Jara, que ingresó en los segundos 45 minutos y alternó buenas y malas; jugando como interior en la mitad de la cancha por delante de Campuzano.

Él Boca modelo 2020 de Miguel Russo calienta motores, prueba variantes pensando en la reanudación del campeonato que lo tiene a tiro de los líderes y con un único objetivo: ganar las siete finales que le quedan a partir del próximo domingo para dar la vuelta en los primeros días de Marzo.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12