BIENVENIDO A CASA, MIGUEL

Se renuevan las esperanzas, un nuevo comienzo vuelve a surgir y el deseo de llegar a la cima –una vez más- está más vivo que nunca. Miguel Ángel Russo, quien supo ser campeón de la Copa Libertadores en Boca siendo el último en conseguirlo, retorna a la institución luego de 13 años.

Cuando los caminos se cruzan muchas veces se lo atribuye al destino o a situaciones que la vida misma pone en juego. Tal es el caso de Miguel Ángel Russo, fueron sus propias palabras las que revelaron su deseo de volver pero sin fecha previa. El año 2020 inicia con un técnico que conoce el Mundo Boca y sabe desarrollarse en cada rincón del mismo.
Vinimos haciendo un trabajo silencioso, sabía que en algún momento iba a volver, terminó la espera que fue larga, destaco algunas frases que el ex DT de Cerro Porteño remarcó en su presentación como nuevo técnico de Boca Juniors en conferencia de prensa. Lo cierto es que retorna un experimentado en su función, meticuloso, responsable, trabajador y, sobre todo, un potenciador de las cualidades de sus dirigidos.

Es imposible no remitirnos a la Copa Libertadores obtenida en el 2007 junto a un Juan Román Riquelme deslumbrante. Pero nos quedamos con la imagen que Russo supo darle al equipo, un conjunto caracterizado por la lucha, la entrega y el saber defender los colores que vestían.
Algunos podrán decir que solo los jugadores fueron quienes ganaron el tan anhelado sueño de todo hincha de Boca, otros compartirán la gloria con el estratega de aquel equipo campeón. Entre tantas opiniones, la balanza podría inclinarse por un promedio de ambas cosas para poder reconocer el mérito de cada integrante o no.

Sin embargo, prefiero optar por lo segundo y destacar que un equipo logra ser campeón por un sinfín de cualidades que abarcan desde el primero al último. Por lo dicho, el regreso de Miguel Ángel Russo representa la vuelta de un técnico triunfador, que supo poner la camiseta azul y oro en lo más alto y que llevó a la institución a los primeros planos internacionales.
Junto a una nueva Comisión Directiva, el deseo de todo hincha se encuentra latente –como siempre-, sobrará el apoyo y el aliento incesante. Por una y mil razones más, Miguel Ángel Russo, bienvenido a Boca, bienvenido a casa.

@CerrottaLucas – Twitter