BOMBONERA 360. EL 70-30

La cuestión Bombonera fue uno de los pilares principales en la propuestas de campaña que ofrecieron al socio las 3 listas que pugnaron por la presidencia de Boca Juniors. El proyecto 360 que impulsó ya para las elecciones de 2015 Juntos Por Boca de Ameal, el del Esloveno por José Beraldi y Bombonera 100.000 por Christian Gribaudo.

Finalmente, con el triunfo de Jorge Ameal, la ampliación será en base al proyecto Bombonera 360 desarrollado por el arquitecto Carlos Navarro. Y para darle credibilidad a la obra, el que tomó las riendas para la realización es el flamante vicepresidente Mario Pergolini.

Mario se comprometió tras el triunfo en ser quien se encargue de llevar adelante los pasos necesarios, pero aclaró que “no va a ser sencillo, implica hogares de otras personas que hay modificar, tenemos que lograr que esas familias puedan adquirir nuevos lugares donde vivir, en estas épocas inflacionarias y económicas poder darle un valor a la tierra para comprar lo mismo, se puede dentro de la Boca, también tenemos que ver como hacer con gente que quiera sacar provecho de esto”.

“Tenemos que que hablar con la legislatura (de la ciudad de Buenos Aires) porque hay que calles que ocupar. Es un trabajo muy fuerte, es una obra muy onerosa pero que no puede arruinar las finanzas del club, por eso hay que ser cuidadosos” advirtió.

“Esto nos va a llevar un tiempo, pero sin esta primera parte (la compra de las propiedades) que es tan sensible al barrio de La Boca no se va a poder hacer nada, esto nos va a llevar un tiempo y esperamos que el proyecto final lo veamos realizado durante este periodo (2019-2023)” concluyó Pergolini.

El costo total no sería inferior a 70 millones de dolares, y una vez que se hayan comprado las dos manzanas, la obra demandaría 30 meses, Boca no perdería la localidad, solamente sucedería en la ultima etapa cuando llegue el tiempo de desmontar la platea preferencial y palcos.

De esta manera, el estadio aumentaría su capacidad a 78.000 espectadores. Todo el anillo inferior y las cabeceras serían populares. Y las segundas y terceras banderas de los laterales serían para las plateas y palcos, la intención es que el 70% sea populares y el 30% plateas, pero además para ello deberá trabajarse en derogar la ley Moscariello que obliga a que todos los espectadores estén sentados en la Ciudad de Buenos Aires.

Por lo pronto, Ameal con el triunfo concretado, anticipó en Cadena Xeneize que el sector K pronto será convertido en popular, y los abonados a ese sector serán reubicados. Una señal para empezar a desandar el camino de la ampliación.

Gustavo Pereyra @gopereyra