EL FINAL DE UN PROCESO

Minutos antes del arranque del partido en Arroyito, Gustavo Alfaro remarcó que este encuentro marcó el final de un proceso y deseaba irse del club dejando a Boca como puntero de la Superliga. Los jugadores jugaron para que éste sea el final de ciclo, no sólo del entrenador, sino también de muchos de ellos.

El partido arrancó con un Central apretando en tres cuartos de cancha y apostando a los remates de afuera del área y los pelotazos cruzados. Boca, por su parte, esperó agazapado con salida rápidas por las bandas con Alexis Mac Allister a la derecha y a la izquierda Salvio alternando con Capaldo.
El Tano De Rossi demostró en el primer cuarto de tiempo que con una buena pretemporada es merecedor de ser el eje del mediocampo a partir del 2020.

Pero los pelotazos cruzados, cómo viene pasando desde principios de año son puñaladas para la defensa de Boca y por ahí llegó el primer tanto canalla. El uruguayo Ribas encontró la pelota perdida en el área chica y definió frente a la Sabandija Andrada, que a los catorce minutos, le ahogaba el grito de gol a la bomba Zabala con una tapada impresionante. En las dos jugadas el central paraguayo, Junior Alonso, quedó pagando.

Si no fuera por el uno, Boca se hubiera ido al entretiempo con resultado adverso peor. Central mereció ganar esa primera etapa por dos o incluso tres a cero.

El complemento arrancó con un Boca más adelantado en el campo, pero con las mismas imprecisiones de la primera etapa. Central se metió muy atrás y Boca con poco lo inquietó. En cuarenta minutos Salvio, que fue de lo mejor del Xeneize en ataque, estrelló un remate en el poste. En tiempo de descuento Nicolás Capaldo vio la roja producto de dos amarillas por faltas bien sancionadas.

El nivel físico y futbolístico de jugadores como Junior Alonso y Bebelo Reynoso fue muy pobre.
Lo de Wanchope Abila es más que preocupante. El delantero rebota mal la pelota , pierde todas las dividídas y sus movimientos son lentos, parece que hiciera todo en cámara lenta.

Lechuga Alfaro dejará la dirección técnica de Boca con una derrota en Rosario y una actuación pálida y la tenencia de la punta ya no depende de si mismo.

Culmina un proceso lleno durísimo para Boca. No sólo en lo futbolístico, sino también en lo dirigencial. Hoy fue el último partido de Daniel Angelici como presidente del club. Sea cuál sea el resultado del escrutinio, el Tano ya no será más presidente del club y con él se terminan años de penumbras y lamentos deportivos.

El 2020 para Boca arrancará mañana con la asunción de la nueva dirigencia y sus nuevas directivas. Habrá que barajar y dar de nuevo en todos los aspectos. Hoy es se termina un proceso por el cual Boca no debe volver a pasar nunca más.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12