NO HUBO DESPEGUE

Boca igualó en uno frente a Argentinos en la Bombonera y no pudo quedarse con la punta en soledad.

En el último partido del año jugado en condición de local, el Xeneize dejó escapar el triunfo y el liderazgo frente al equipo de La Paternal. Los dirigídos por Gustavo Alfaro, tuvieron un buen primer tiempo; pero en el complemento sintió el desgaste físico y futbolístico en algunos jugadores. Los ejemplos más claros fueron los de Capaldo y Bebelo Reynoso.

Adelante Wanchope Abila tuvo un primer tiempo tan bueno, que no parecía el Wanchope de los últimos encuentros. Ramón no sólo convirtió, sino que pivoteó e hizo jugar a sus compañeros. Estaba en modo Benzema. En el complemento alguien le desconectó el joystick y volvió a ser el mismo de los últimos partidos.

El arbitraje de Andrés Merlos fue muy malo e hizo exasperar a hinchas y jugadores boquenses. Fue tan malo y tendencioso en favor del Bicho, que hace suponer que la mano del presidente electo, Alberto Fernández, empezó a pasarse sobre la AFA.


El estado fue un cabildo abierto constante y en muchos pasajes del encuentro se cantó por Juan Román Riquelme y en contra de la actual dirigencia. A falta de ocho días para los comicios, los socios comienzan a tomar partido por una de las listas candidatas.

El próximo domingo, precisamente en medio del recuento de votos, Boca visitará el Gigante de Arroyito con el objetivo de mantener el liderazgo y terminar el 2019 en lo más alto. Quizás, esta sea la última bala que le quede a Lechuga Alfaro para ser merecedor de una renovación de contrato.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12