AMOR A ROMAN

Llegó el día que estábamos esperando. Hoy cerraban las listas y faltaba jugar la carta de ROMAN. Esa que muchos periodistas futurólogos desde enero decían que el 10 iba con el oficialismo… que dicho sea de paso, ¿dónde se van a esconder estos seres que tan mal le hacen a Boca? Seguramente nunca van a hacerse cargo de esto, ya sabemos como operan.

Pero, qué poco lo conocían a Riquelme!!! ¿Porqué el mejor jugador de todos los tiempos iba a ir en las listas de quienes los destrataron, lo ningunearon, se mofaron de él vía redes sociales, cuando Román se fue a Argentinos Juniors a terminar su carrera? ¿Porqué iba a ir con quienes le contaban los días que estaba lesionado, cuando con por ejemplo, con Gago nunca lo hicieron?.

Y el señor 10 decidió ir con AMEAL–PERGOLINI. El espacio donde se sintió más cómodo, donde se le dice que no al estadio shopping, no a las sociedades anónimas, los que quieren abrir el club al barrio y dicen que somos un club atlético sobre todas las cosas. Acá quiso estar ROMÁN. Se va a hacer cargo del fútbol profesional, que de eso sabe más que ninguno.

Las lágrimas me embargan ya que me ilusiona un cambio. Sinceramente, sin esta carta, creía que la elección estaba definida. Aún con Román, va a costar mucho ganar. Los votantes en su mayoría, no son los hinchas de las redes sociales. Muchos se mueven por otros intereses. Esos que nada tienen que ver con nuestra pasión y que generalmente votan avaramente pensando en sacar ventajas personales antes que en nuestro amado club. Creo que los cambios son siempre buenos. Y si no hay alternancia, nos convertimos en club aburguesado que solo tiene para mostrar logros económicos ya que los deportivos hace muchos años que nos abandonaron. Obviamente creo que la economía es fundamental en el club. Es muy importante que esté saneado, no gastar más de lo que entra y sobre todo, que la persona que contrata jugadores, tenga noción de lo que es jugar en Boca, para que no traigan figuritas del momento, esas que después se van porque se deprimen por no poder soportar la presión.

Riquelme va a aportar mucho, de ser elegida esta fórmula, en lo deportivo. Seguramente ya no llegarán esos jugadores fantasmas que no llegaron ni a debutar y se fueron sin pena ni gloria. Mucho espacio a las inferiores para no ser el semillero de otros clubes, sino formar nuestros futuros cracks. Recordemos que el proyecto Barcelona de la mano del Coqui Raffo, fue nefasto para las inferiores de Boca.

Falta saber que hará Beraldi. El 8 de diciembre, marcará el destino de nuestro club, para de una buena vez resurgir y volver a festejar logros nuestros, ya que últimamente vivimos rogando desgracias ajenas para poder alegrarnos. Depende de los pocos que tienen el privilegio de ir a votar. Ellos tienen en las manos el futuro de Boca y la alegría de Román, esa que disfrutamos todos los que dejamos la piel por Boca. Hay que darle la chance que nos devuelva algo de todo el cariño que cosechó de la mano de nuestros aplausos. Al oficialismo ya le dieron la chance y solo nos regaló bronca.

El 10 no sabrá de economía para manejar un club, para eso está el resto de los que integran el espacio. Pero es el último que nos dio alegrías inmensas y sintió la camiseta como si fuera uno de nosotros. Eso necesitamos en este momento. Alguien que sufra, sienta, ría y disfrute como cualquier bostero. Claro, tiene a favor ser de BOCA, cosa que no muchos dirigentes pueden mostrar….

Darío Guala