APROBÓ DESDE LO ANÍMICO

Boca dió la talla desde la actitud y lo emocional y se hizo fuerte en Florencio Varela. El uno a cero ante Defensa y Justicia lo mantiene como único líder de la Superliga.

No era una parada fácil la de ésta noche. El equipo debía reponerse de la derrota del partido de ida por Libertadores ante River y, si bien no jugó bien; respondió con creces en lo anímico y se sacó de encima a un rival durísimo, como lo es el Halcón que dirige Mariano Sosso.

En el primer tiempo el equipo marcó mucha presión en tres cuartos de cancha la salida del equipo local y mediante la presión en veinte minutos de juego Ian Hurtado recuperó una pelota en terreno adversario y allí nació el gol de Boca. El venezolano tocó rápido para Mauro Zárate y el ex Vélez asistió a Agustín Almendra para que la cruce ante una floja resistencia del arquero Unsain. Un cuarto de gol habría que adjudicarselo al nacido en Venezuela.

Conmovedor y admirable lo hecho por el centro delantero de 19 años, que sólo se fajó con los defensores y peleó todas las pelotas y hasta se animó a pivotear para asistir a sus compañeros.
En el medio Agustín Obando e Iván Marcone tuvieron muy buenas actuaciones y fueron los motores del equipo de Lechuga Alfaro. Pero los cimientos de este trabajoso triunfo, fueron el Licha López y el Cali Izquierdoz, ambos centrales sacaron todo y rasparon hasta el último minuto para sostener el empate.
En el arco, Esteban Andrada, volvió a dar seguridad, como lo viene haciendo desde hace bastante tiempo.

Como dijimos en el arranque, Boca se sacó de encima un partido chivo, no tanto por el rival, sino por el contexto que está pasando. No es fácil lo que se está jugando Gustavo Alfaro y todo el mundo Boca, que tiene que dar vuelta la serie de semifinales de la copa. Después de nueve fechas y con un sólo gol en contra el Xeneize va primero y pase lo que pase ante Racing, en la noche del 22/10 llegará como puntero del campeonato y con el envión anímico que le dará con su aliento incondicional una Bombonera, que promete ser una olla a presión.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12