UN GRAN REFUERZO PARA EL SUPERCLASICO

Mientras Wanchope parece recuperarse a buen ritmo y todo indica que dirá presente en el Monumental, hay otro jugador con el cual podrá contar Gustavo Alfaro y le dará un plus esencial al equipo. Estamos hablando de Eduardo Salvio.

El ex Lanús ya se recuperó completamente de su lesión en el isquiotibial izquierdo y jugó un rato frente a San Lorenzo. 15 minutos le alcanzaron para demostrar toda su jerarquía y liquidar el clásico frente al Ciclón.

Sebastián Villa no logró aprovechar su oportunidad, no tuvo malos partidos, pero tampoco fue determinante. El colombiano finalizó la gran mayoría de las jugadas tomando la peor decisión posible, cosa que a Salvio rara vez le pasa, una de las principales virtudes del argentino es justamente la frialdad con la cual culmina las jugadas, siempre tomándose el tiempo justo dentro del área.

El Toto no pudo estar presente frente a River por la Superliga y el entrenador en lugar de incluir a Villa decidió improvisar con Franco Soldano por la banda derecha. El ex Unión no lo hizo mal, cumplió con el pedido del DT a pesar de que su posición natural es complemente distinta. Teniendo en cuenta que con un jugador que no está acostumbrado a hacer esa tarea Boca logró conseguir el resultado que fue a buscar sin pasar demasiados sobresaltos, Salvio solo puede mejorar lo realizado en aquel partido.

Además del ida y vuelta por la banda le aportará peligro en el área rival y una preocupación por parte del lateral derecho de River que lo mantendrá más alejado del arco de Andrada.

Eduardo Salvio será sin dudas una de las cartas más fuertes de Gustavo Alfaro para la Semifinal y un jugador en el cual el hincha depositará toda su confianza. En otras palabras, teniendo en cuenta que viene de una lesión, el Toto Salvio se transformó nuevamente en un refuerzo de lujo para la Copa.

Agustín Bertolotti @BertolottiAgus