FIRME ESPECTÁCULO

Solidez, sobriedad y el “Showtime” de “Sabandija” mantuvieron al xeneize en la punta de la Superliga frente al Cuervo a domicilio. 2-0 de López y nuestro paisano Hurtado…Un marcador que duele, y mucho, en la casa de Tinelli.

Boca controló en lo actitudinal un primer tiempo que abundó en conexiones aéreas, le anuló los desbordes y el juego interno a los de Pizzi y complicó al cuervo en su casa con su gente. La fluidez se contrarrestó con solidez, los gemelos Romero no tuvieron mayor protagonismo y esto desconectó a Belluschi, Marcone, Capaldo y Buffarini en un rendimiento colosal en sus posiciones, todo funcionó como lo esperaba Alfaro para que Boca se calmara y aprovechara las desatenciones del rival. Reynoso pudo ser wing sin buscar serlo, y en defensa Emmanuel Más le apagó las intenciones a Pittón cada vez que lo intentó….
A la hora de atacar y presionar, costó tomar las decisiones, pero cuando se vieron las grietas ahí estuvo el xeneize, yendo más a lo físico Izquierdoz y Soldano percatándose que la defensa del ciclón adolecía la ausencia de Coloccini, y esa línea poco iba al bulto. Justo en un balón cruzado, Navarro fue estorbado por su línea defensiva y Lisandro López colocó un cabezazo certero al fondo de la red, dedo al escudo y nuevamente Boca le ganaba al cuervo en su casa, pudiendo ser más amplia la ventaja de no haber sido anulado un gol previo, cuestionable decisión.

Ya en el complemento, perdimos fluidez y sociedades, McAllister y Bebelo muy marcados y los rivales logrando mejores conexiones, sale Belluschi y entra Gaich a obligar al xeneize a retroceder, Tevez entró por un extenuado colorado a tratar de inyectarle actitud a la gravitación ofensiva. Las alarmas encendidas y en puntos suspensivos porque nuestro seguro de vida, Esteban Andrada, sintió un pinchazo en el aductor izquierdo al buscar una pelota ante un ataque de Romero…. todos ya empezamos a ver otro partido, respirábamos en cámara hiperbárica, nuestras contras eran frecuentes gracias a la impericia rival, pero faltando una eternidad Tévez y Reynoso jugaban a aguantar la pelota, Villa tuvo dos jugadas en arresto individual sin definir entre los tres palos,…. el partido ya se le iba de las manos al árbitro porque jugaban más las tribunas que los equipos…. de estos partidos donde las exigencias foráneas hacen calentar a los del verde césped, y ahí se vino una jugada donde el Apache fue al bulto con Arias y se desató el quilombo, Romero contra Reynoso complementaron el coctel que prometía minutos finales a sangre y fuego. Los técnicos respondían con sus modificaciones, Salvio y el “perrito” Barrios a la cancha, se jugaba con el efecto espejo casi de manera peligrosa.

Al final, cuestionamos el cambio de Soldano por Hurtado, puesto que se necesita que Zárate, al igual que Salvio, buscan minutos para regresar de sus lesiones y ritmo previo a la semi de Copa. Nosotros necesitando ideas claras y ellos que tampoco las tenían, pero con actitud rebelde buscaban de ganar metros y balones detenidos hacia el arco del adolorido Andrada que seguía firme en el partido. Tras una contra, Más caía pisado por un rival y retrocedía a destiempo, en nuestra área lo bailó Gaich en una baldosa, pase atrás para el remate de Menossi y…y… Andrada ataja a una mano haciendo una de Magic Johnson.

Navarro hizo la suya en un achique temerario a Salvio en una contra que el xeneize tenía para irse arriba, Andrada recupera protagoniza una espectacular atajada a Romero, y en la inmediata jugada Salvio hace un eje con total categoría, se interna para definir y…pase adentro para HURTADO!!!! SI HURTADO, y el negro mojó al fin, el paisano, el de El Cantón, Estado Barinas, marcó la historia como el primer Venezolano en hacer un gol con la camiseta xeneize, cara interna del pie derecho, engañando a Navarro y, quizás, con la procesión por dentro, no lo gritó sino que se persignó y agradeció al cielo.

Andrada con su showtime, y el equipo en modo “Pistons BadBoyz” dieron un baldazo de agua helada en una cancha en la que tenemos 5 años sin perder.
Como dijeron el Apache y Licha en el post partido, todos en el mismo barco, solo nos importa que Boca gane.

Único puntero de la Superliga, se viene la lepra…y Boca Va!

HAY QUE JUGAR!!!