¿QUIÉN SERÁ EL ABANDERADO DEL GOL FRENTE A RIVER?

El día de ayer Wanchope Ábila sorprendió a todos, y a tan solo una semana de su lesión se puso las zapatillas y comenzó a trotar. Esto no quiere decir que esté confirmada su presencia en el Superclásico por Copa Libertadores. El centrodelantero sufrió un desprendimiento parcial en el aductor derecho, lesión que normalmente demora entre 30 y 40 días su recuperación, por lo qué hay que ser muy precavidos.

A pesar del riesgo de no poder contar con el ex Huracán, Boca decidió no hacer uso de la opción de incorporar un reemplazo. Por lo que de no llegar el Hércules, Alfaro deberá arreglarse con Soldano y Hurtado. En el Clásico por la Superliga en lugar de elegir uno de los dos, decidió poner a ambos en cancha, aunque solo Hurtado jugó en su posición natural, mientras que Soldano cumplió otras funciones requeridas por el DT. Irónicamente jugar con dos delanteros no alcanzó para dañar el arco de Armani, y las pocas jugadas de riesgo llegaron a través de pelotas paradas o de los pies de Mac Allister.

Falta mucho para volver a visitar el Monumental, en estos momentos se especula que Alfaro está planeando un planteo similar al que vimos el domingo pasado, pero podrían variar los nombres que lleven a cabo esa idea. De repetir la fórmula, Lechuga necesitará un nueve capaz de pelearse con los centrales adversarios y ganar todas las divididas que lleguen desde el campo propio. Es decir lo que se le pidió a Hurtado, pero al venezolano le costó mucho y no lo hizo del todo bien.
Por lo tanto solo tiene tres opciones, darle una segunda oportunidad al ex Gimnasia, probar con Soldano o aguardar hasta último momento por Wanchope.

Zárate y Salvio estarán a disposición del técnico, es muy probable que ambos sean de la partida, Toto ocuparía el lugar de De Rossi o Capaldo mientras que Mauro ingresaría por uno de los dos delanteros. Pero como dijimos, la mayor duda está en quien acompañaría al ex Vélez. Tanto Soldano como Hurtado no dan ninguna garantía de poder convertir un gol como visitante, el cual valdría una fortuna pensando en la vuelta en La Bombonera.

Las esperanzas de volver con un tanto del Monumental están depositadas en una recuperación casi en tiempo récord de Wanchope, o que Zárate vuelva a su nivel que aún no hemos visto en este semestre. Si no, habrá que poner todas las fichas a un balón parado y a la pegada de Alexis Mac Allister. Otro que puede tener la llave del gol es Salvio, que hasta que sufrió la lesión venía encendido. Por último, no podemos dejar de mencionar la posibilidad de ver a Carlos Tevez gritando un gol como en el 2004, pero esto será difícil ya que a día de hoy, no es una posibilidad en la cabeza del entrenador y además el Apache juega cada vez mas alejado del arco rival.

¿Será el Xeneize capaz de marcar un gol en el Monumental? ¿Quién será el goleador de Boca en la semifinal?

Agustin Bertolotti @BertolottiAgus