SE VA POR LA PUERTA DEL COSTADO

Finalmente Darío Benedetto se va de Boca. El centro delantero de 29 años fue vendido al Olympique de Marsella en 18 millones de dólares y antes de abandonar el país en una entrevista para Fox Sports dejó en claro que no pudo despedirse como quería por una lesión muscular. Creo que los hinchas nos  merecíamos otra despedida por parte suya.

Después de muchas idas y vueltas. Quizás con algunas desprolijidades por parte del propio jugador y de la dirigencia; se concretó la operación y el Pipa le dice adiós al Xeneize luego de tres temporadas. Con él se van 45 goles.

En las declaraciones que dio para el programa 90 Minutos de Fox Sports el ya ex 9 de Boca afirmó: “Lo que viví y me dio la gente de Boca no lo viviré nunca más como futbolista a menos que vuelva. Pero estuve esperando toda mi carrera por jugar en un club importante de Europa y se me dio ahora a los 29 años, es una decisión difícil“, aseguró el Pipa, que admitió estar triste por el adiós pero feliz por el salto en su carrera y el cumplimiento de otro sueño, como lo fue jugar en la Selección y el Xeneize.

Posteriormente y en medio de tantas rumores por su ausencia en los duelos ante Atlético Paranaense por la Copa Libertadores aclaró: “Me hubiera gustado terminar jugando como Nahitan Nández, pero no pude por el desgarro. Ya lo había hablado y la idea era jugar estos dos partidos. Mi salida es un poco gris por esto, pero no me estoy yendo mal y doy la cara ahora que se cerró realmente el pase”.

El Pipa en Ezeiza a punto de embarcar rumbo a Francia

Muchos hinchas sienten que la lesión no fue tal y que prefirió no arriesgarse de cara al inicio de la liga francesa y a la fase preliminar de la Champions. Está más que claro que desde la finalización de la pasada temporada el Pipa ya no era el mismo. Se lo veía errático y fastidioso. Sin decirlo textualmente daba señales de que se quería ir del club. Lo acontecido en España a fines de 2018 aún le pesa y no pudo soportarlo, se le notaba en cada celebración de los goles que marcó a principios de año, llenos de bronca contenida.

Sobre éstas sensaciones que tiene el hincha, Benedetto sostuvo: “Molesta que digan que me borré, soy el primero en querer ponerme la camiseta de Boca y jugar. También dijeron que estaba vendido hace dos meses y esto se cerró ayer  Al presidente le fui sincero y le dije que si venía una oferta de Europa y le servía a Boca, que la analizara. No se enojó conmigo. Hubo ofertas que rechacé en junio y diciembre del año pasado. Si no era un club importante, no me iba”.

En el hincha queda una sensación extraña. No lo pudo despedir como lo hizo con Nández en la Bombonera (NdMX: aún no está concretada la venta del uruguayo) y realizando una buena actuación. Todo lo contrario. Al igual que Carlos Tévez en 2016; Benedetto saludó a los hinchas mediante un video que publicó el club en sus redes sociales.

Nadie podrá decir que Benedetto no estuvo a la altura en las paradas más bravas de Boca en el último tiempo. Junto con el uruguayo fueron los únicos que se salvaron de las críticas post catástrofe copera.

Pero el hincha de verdad, que lo recibió con los brazos abiertos, lo bancó cuando parecía que a principios de 2017 perdía la titularidad a manos de Walter Bou y lo sostuvo con mensajes de aliento post rotura de ligamentos cruzados de fines de 2018 se merecía un mensaje más sincero y en tiempo y forma. Darío no se va por la puerta grande como un ídolo, El eligió irse por la puerta del costado.

Fede Pérez Rivero

@FedePR12