SE REANUDA LA OBSESIÓN

Boca va a Curitiba para enfrentar mañana al Atlético Paranaense por la ida de los octavos de final de la Libertadores. Gustavo Alfaro aún no confirmó el equipo.

Se hizo esperar y al fin llegó el día. Mañana vuelven las noches de copa que tanto nos apasiona a los hinchas. El escenario será la Arena Da Baixada, el estadio con césped artificial que tantos problemas le trajo al Xeneize en la fase de grupos.
Durante la pretemporada pasaron muchas cosas. Se fueron jugadares de gran peso en el plantel como Pipa Benedetto y también fue vendido Naithan Nandez, aunque el uruguayo emigrará luego de finalizar la llave ante el elenco brasilero.

Por el lado de las incorporaciones están Alexis Mac Allister, que demostró un gran nivel en los amistosos por USA y México; el venezolano Hurtado y Toto Salvio, proveniente del Benfica portugués. También se espera la llegada del tano Danielle De Rossi, que llega con el pase en su poder luego de dejar a su querida Roma. El ex campeón del mundo podría jugar a partir de la llave de Cuartos de final, si es que Boca logra pasar de fase.

Para la llave que arranca mañana, Boca estrena el último modelo de camiseta realizado por la empresa Nike.
No son buenas las experiencias del Xeneize en los estrenos. Sin ir más lejos en el tiempo, en la fatídica semifinal del 2016 ante Independiente del valle, se estrenaron los dos modelos de camiseta, la suplente en Quito y la titular en la Bombonera y en ambos encuentros el equipo del mellizo se fue derrotado.

¿Y cómo le fue a Boca en las llaves de octavos de final ante equipos brasileños? Los números son más que auspiciosos. Desde la edición 1991 y hasta la fecha; el equipo de la Ribera ganó todas las series de octavos de final ante equipos de Brasil, cediendo noventa minutos ante el Paysandú en la edición del 2003 con aquel recordado tanto de Pedro Iarley que sembró dudas en la Bombonera en aquel partido de ida
Corinthians en las ediciones 1991 y 2013; Cruzeiro en 2008, y Paysandú, en la mencionada edición 2003; fueron las víctimas de Boca en los octavos de final en los últimos 30 años.

Un dato no menor en los últimos diez mano a mano con equipos del brasileiro, Boca sólo perdió ante dos, Fluminense en semis de 2008 y Corinthians en la final de 2012. Esto no es ni más ni menos que el 80 % de los mata-mata. A partir de mañana, el equipo que salte al campo tendrá la chance de hacer más grande ese porcentaje y acrecentar el respeto que se ganó Boca en suelo verde amarelho.
Fede Pérez Rivero
@FedePR12