PARA TOMAR NOTA A FUTURO

Boca cayó derrotado en Tijuana por un tanto contra cero ante los Xolos de dicha ciudad. El equipo, con mayoría de titulares, tuvo un partido bastante flojo en ataque y el medio. Mientras que la zaga central alternó buenas y malas. Floja respuesta de Andrada en el gol del equipo mexicano.

El último partido que disputó el equipo de Gustavo Alfaro en suelo norteamericano, fue sin dudas el peor que tuvo. El equipo no logró gravitación en ningún momento del partido. Los movimientos ofensivos siempre fueron en una excesiva cámara lenta y predecibles. La más clara fue en la cabeza de Goltz luego de un córner pateado por Alexis Mac Allister.
Carlos Tévez y Wanchope Abila no se entendieron en ataque y no supieron inquietar a la defensa de Xolos.

En el complemento las ocho variantes que realizó Alfaro no cambiaron la ecuación y Xolos fue el que tuvo las mejores chances. Buffarini primero y luego Wainghatd la pasaron mal en sus bandas.
Lo mismo Fabbra, a quién se lo vió algo bastante más lento de lo habitual. Quizás con alguna libra de más.

Andrada había tenido una buena noche, pero a falta de tres minutos para el fin del partido y tuvo una respuesta floja ante un remate cruzado de Bolaños y el equipo mexicano justificó el trámite del partido con dicho gol.

Boca regresa al país con varias incógnitas en las valijas. ¿Cuál es el verdadero nivel del equipo… El que mostró ante las Chivas y el América o el que demostró hace instantes?

Mientras tanto seguimos esperando los refuerzos de jerarquía que prometieron desde el seno dirigencial. El 24 de Julio en Curitiba, Brasil, espera el Atlético Paranaense y no se puede perder más tiempo. La Copa Libertadores es cruel y no perdona los errores; los hinchas, varios jugadores de este plantel y Alfaro lo saben. Y, aunque parezca que no, Angelici también lo sabe y por eso junto a Nico Burdisso no pueden fallar en la búsqueda y la contratación de jugadores. Sólo quedan catorce días.

Es ahora o nunca.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12