¿SE ACTIVA EL PLAN B?

Nicolás Burdisso reconoció la dificultad que está teniendo para incorporar a los jugadores que tanto él como Alfaro pretendían para el segundo semestre. Con el plantel ya en Cardales en plena pretemporada, los refuerzos aún no llegan y en una entrevista televisa el manager mencionó la palabra “realidades”, habló de un plan B y no desestimó que algún futbolista se vaya del club.

“Hay jugadores que me pueden decir que quieren venir a Boca, pero después te encontrás que cobran 5 o 6 millones de dolares y es imposible” contó en No Todo Pasa de TyC.

El club se mostró interesado en repatriar a Maximilano Meza, pero Burdisso adelantó que no se va a pagar la clausula de rescisión (cerca de 20M USD), y al respecto aclaró “si no llegan Meza, Salvio o Banega, tenemos un plan B”.

“No es fácil encontrar jugadores que hagan la banda, sobre todo la izquierda. No tenemos muchos nombres en la cabeza. Lo importante es que quieran venir a Boca para empezar a hablar”.

“Necesito realidades, creo que Alexis Mac Allister es realidad. Lo tuvimos como proyección en Enero, se nos cayó y ahora viene para dar juego al equipo, darnos cosas que nos estuvieron faltando”.

Con la negativa del defensor Silvestre ante la propuesta xeneize de regresar, Burdisso y Alfaro buscan en las distintas ligas mundiales un defensor central con la jerarquía suficiente para ponerse la azul y oro. Paolo Goltz nunca pudo recuperar su condición física y emigraría, por lo que en el plantel solo quedarían tres defensores centrales, Lisandro Lopez, Carlos Izquierdoz (no juega por acumulación de amarillas contra Atlético Paranense en Curitiba) y Junior Alonso.
Desde Portugal sostienen que Boca Juniors intentará gestionar un préstamo por Germán Conti, ex defensor central de Colón, actualmente en Benfica en donde solo jugó un partido en lo que va del año, a causa de lesiones musculares.

“También hay una realidad de jugadores de salida. Si depende de mí, los que quieran quedarse en Boca, se quedan. Ninguno me dijo que quiere irse”, pero no descartó que algún jugador emigre de la ribera.

Respecto al arribo del italiano Daniele De Rossi, “cambié de estrategia, dejé de presionarlo”.

Lo cierto es que el tiempo pasa, y aquella intención enunciada por el propio Burdisso a principios de año “la idea es poner la plata fuerte en junio” y traer nombres importantes para Boca, se está desvaneciendo. Será hora de bajar a la tierra y activar el plan B, el de las segundas opciones.

Gustavo Pereyra @gopereyra