COSSAR, ”JUGAMOS CONTRA RIVER, EL EQUIPO QUE GANA CLASIFICA A SEMIFINALES”

Mariángeles “Chu” Cossar, comentó sobre su retorno a la selección, la organización de los torneos y la ilusión de estar en una nueva semifinal con el conjunto Xeneize.

La número 18 azul y oro, receptora punta de Boca y el Seleccionado Nacional, comentó como se siento en cuanto a la seguidilla de partidos tanto con el seleccionado como con el club: “Es complicado, tiene su exigencia física y, obviamente, lleva su carga emocional. Vengo bien por suerte. Esta semana volví al club porque me llamaron después de la citación oficial entonces yo tengo un viaje programado que no puedo posponer por eso no puedo formar parte de las competiciones con la Selección en Julio. Entonces, retorné al club y en Agosto me vuelvo a sumar al seleccionado”.

Luego tras varios años fuera de Las Panteras expresó que: “Es lindo volver a vestir los colores del país pero lógicamente es cansador entrenar ahí pero es muy cansador: hay muchos entrenamientos, muchos partidos. Se entrena mucho más de lo que se entrena en un club”.

La número 10 de Argentina cuenta que: “Durante toda mi infancia y mis primeros años como mayor estuve en proceso de Selección. Después tuve lesiones importantes que el cuerpo técnico anterior no me llamaban porque consideraban que había mejores jugadoras. Para mí era un tema cerrado porque estuve 5 años sin estar. Me sorprendió el llamado y es un orgullo estar, es algo muy lindo que te vuelvan a tener en cuenta y trato de disfrutarlo”.

Influye tener varias conocidas del club dentro del grupo del seleccionado: “El ambiente es muy ameno, tengo compañeras que ahora están en Boca o que estuvieron o de haber compartido en la selección que están todavía. Conocía a la mayoría eran pocas a las que no había compartido equipo, eso hace que sea más llevadero, como entrenamos mucho llevamos mucho tiempo juntas entonces es fundamental que haya mucha química y una buena relación en el plantel. Es un gran grupo”.

Afecta el hecho de entrenar con la selección y luego volver a la División de Honor F: “Es muy complicado porque está muy mal organizado el tema del calendario porque todas las ligas extranjeras no se superpone con calendario de Selección. Acá como no hay una liga fuerte por falta de presupuesto, se juegan pocos meses y el metropolitano se hace más largo, la jugadora tiene contrato y tiene compromiso con su club, entonces tiene que tratar de hacer las dos cosas a la vez; jugar para su club y representar al país. Es muy complicado. Es importante el tema de la cabeza, de saber llevarlo. Es mucho estrés pero uno aprende a llevarlo. A mi me fue complicado con el tema de las lesiones pero ahora me agarra en otra etapa donde puedo llevarlo mejor”.

Con Boca en la División de Honor Femenina se juegan una parada importante: “Mañana jugamos con River de visitante. Tenemos que ganar si o si porque el equipo que gana pasa a las semifinales. Venimos bien, solamente perdimos un partido con Estudiantes (ya clasificado) en un partido donde a nosotras nos faltaron muchas jugadoras, en el banco había lesionadas que no podían entrar, no es excusa pero el equipo está mermado. Nos tenemos que jugar todo contra River porque queremos estar en otra semifinal, entrenamos toda la semana sabiendo eso. Mañana vamos a salir con todo buscando clasificar”.

Dedicó unas palabras a su ex compañera y capitana del equipo: “Para nosotros fue muy triste la partida de Nati (Espinosa), estábamos haciendo el duelo desde unos meses antes porque ya lo había comunicado. Sabíamos que era muy importante para su vida persona hacer un cambio y la apoyamos desde ese lado, merecía irse de esa forma, campeona, por todo lo que dio, no solo a Boca sino a todo el vóley femenino argentino en general”.

Sobre la decisión del técnico de ir rotando a las jugadoras de selección con juveniles expresó que; “Lo entiendo. Según la disponibilidad que hay en el CENARD se entrena doble turno, además son entrenamientos más largos, la parte física, todo lo que es pelota, más los amistosos y después venir a jugar a Boca, parecen pavadas pero no lo son, es un esfuerzo físico muy grande. La mayoría estudiamos, estamos recibidas, tenemos trabajos, es mucha la carga. Lo que hace el entrenador está bien: tratar de rotar, darle descanso a las jugadoras sino se saturan y a la hora de la competencia no te sirve una jugadora que esté en un estado máximo de cansancio porque no te va a rendir al 100%”.

Pensando en el partido de que las podría depositar en las semifinales: “El encuentro es a las 20:30 no en el microestadio sino en el gimnasio que está a un par de metros. La entrada es por Figueroa Alcorta siempre se recomienda no ir con mucha indumentaria de Boca, porque si bien la gente de River cuando hacemos de local pueden entrar sin problema en Nuñez suele haber problemas, nosotras mismas hemos tenido problemas. Están todos invitados, ojala puedan concurrir, necesitamos el apoyo de todos”.

Daniel Ibañez @dani9ibz