DE CABEZA A LA FINAL

Boca venció uno a cero a Argentinos Juniors en la Bombonera con un cabezazo de nueve goleador de Lisandro López, que vaya a saber qué hacía en posición de centro delantero; y pese a no jugar bien el equipo de Gustavo Alfaro clasificó a la final de la Copa de la Superliga.

A los 9 minutos del complemento Lisandro Lopez recuperó la pelota en defensa y se mandó al ataque, la jugada derivó hacia la izquierda a los pies de Mauro Zarate que levantó un centro al segundo palo, y el 20 de Boca apareció por detras de la defensa y cabeceo cruzado lejos de las manos de Chávez.

Lisandro López y un gol de número 9

El equipo jugó muy mal y no mereció la victoria, aún así fue más que su rival en el complemento y justificó la diferencia acumulando situaciones de gol que no pudo concretar.

Para remarcar los bajísimos niveles de Pavón y Benedetto. Uno peor que el otro. El jóven cordobés decidió mal en todos los uno contra uno ante los defensores adversarios y se mostró torpe con la pelota en los pies.

El Pipa está saladisimo. Hoy no pudo concretar las cuatro chances claras de gol. En el primer tiempo se perdió un increíble mano a mano con el arquero del bicho. El 9 de Boca tuvo todo el tiempo del mundo para decidir si eludir a Chávez o colocarla a un palo. El ex delantero de América de México optó por pincharla y la pelota se fue por encima del travesaño. En el complemento cabeceó abajo del arco pero la pelota se fue, otra vez, afuera.

Para la final el equipo de Lechuga sufre dos bajas importantes en el medio. Iván Marcone por haber sido expulsado esta tarde noche y el uruguayo Nandez por acumulación de tarjetas. Veremos cómo se las arregla para rearmar el equipo de cara al partido definitorio ante Tigre que se disputará el próximo domingo en el estadio Mario Kempes de Córdoba.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12