LOS PENALES NO TE TRAICIONAN

Foto Juano Tesone

Boca dejó en el camino a Vélez en la vía de los penales y avanzó a las semifinales de la Copa de la Superliga. El equipo jugó muy mal durante los noventa minutos y llegó a la definición desde los doce pasos pura y exclusivamente por las intervenciones de Esteban Andrada.

Fue una serie cargada de intensidad y mucha pierna fuerte. El morbo Zárate contra Vélez era muy fuerte y los 180 estuvieron más fijados en la presencia de Mauro frente a su ex equipo, que en el desarrollo del juego en sí.

Gustavo Alfaro paró una línea de cinco pero la falta de un nueve de área confabularon con la generación de peligro en el área rival. Sebastián Villa tuvo las chances más claras pero las desperdició de forma increíble.

En el complemento el conjunto de Gabriel Heinze peloteó a Boca durante varios minutos, pero se encontró con un imbatible Andrada que sacó tres mano a mano claves y un tiro libre del ángulo en los últimos minutos. El equipo de la Ribera terminó con diez por la expulsión de Cali Izquierdoz, que reparó el tremendo yerro de Pipa Benedetto barriendo con pelota y todo a Bouzat cuando se iba mano a mano para definir.

Llegó el show de los Penales, que casi siempre le son fiel a Boca, y allí se selló la clasificación. Para el equipo de Lechuga Alfaro convirtieron Benedetto, Pavón, Mauro, Fabbra y Buffarini. El segundo penal que desvíó Cuffre para Vélez, fue determinante para que la serie se incline en favor del Xeneize, que el próximo domingo visitará Argentinos por la ida de una de las semifinales de esta nueva copa doméstica.
Al finalizar Mauro Zárate reflexionó sobre el resultado final del partido.: “Pasó el equipo grande”. Una verdad enorme como lo es Boca.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12