TRAICIONARON AL FÚTBOL

Boca y Vélez aburrieron en el Amalfitani de Liniers y el espantoso cero a cero dejó la serie abierta.

Mucho ruido y pocas nueces. Eso fue el partido que brindaron el Xeneize y el Fortín. El morbo de la presencia de Mauro Zárate en la cancha de su ex club que lo recibió con banderas y cánticos en su contra, fue lo único “interesante” de una noche fría. Gustavo Alfaro planteó un partido en defensa tan perfecto que el conjunto de la Ribera se olvidó de atacar.

Pobrísimo nivel de los delanteros. Ninguna variante resultó para generar peligro en el área velezana. Ni el tridente Zárate- Wanchope- Pavon, ni el que integraron Mauro junto con Tévez y Villa resultó efectivo.

Muy buen partido de Esteban Andrada que respondió de gran forma cada vez que lo llamaron y sostuvo el cero en el arco de Boca. Al igual que la zaga central compuesta por Lisandro López y Cali Izquierdoz que sacaron todo de arriba y de abajo.

El jueves próximo en la Bombonera, se cierra la llave. Boca debe ganar si o si pasa acceder a las semifinales donde lo espera el ganador de Gimnasia y Argentinos Juniors.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12