BOCA FUE MAS

Boca venció 2-1 a Godoy Cruz en Mendoza por la ida de los octavos de final de la Copa de la Superliga y está con un pie en la próxima fase del torneo. El equipo suma mucha confianza de cara a la final del próximo jueves ante Rosario Central por la Supercopa.

El equipo tuvo un muy buen primer tiempo con mucha presencia de los dos laterales y los interiores en el campo rival. Buen primer pase y llegada al área de los chicos Capaldo y Obando. En 32 minutos Agustín Obando, que mostró destellos de crack, le dio un pase de cachetada a Pavón que definió cruzado ante la salida del arquero Ramirez para poner arriba al equipo de Alfaro, que a esa altura merecía estar arriba en el resultado.

En el complemento el equipo se metió muy atrás; otra vez, como viene pasando en los complementos cuando se va con ventaja al entretiempo y lo pagó caro. Esteban Andrada estuvo en modo imbatible y por 10 minutos sacó hasta lo imposible. Pero la defensa y el mediocampo, casi que se le metió dentro del propio arco al joven guardametas Xeneize y el empate del Tomba se dio por decantación. En 16p minutos Merentel capturó un rebote en el área y fusiló a la Sabandija. Segundos más tarde, Gustavo Alfaro, que debía realizar una modificación antes del empate del tomba que se le estaba viniendo; metió en el campo a Bebelo Reynoso por el juvenil Capaldo y posteriormente Mauro Zárate ingresó por Pavón, de buen partido. El tándem Bebelo-Mauro le dio frescura y fútbol a un Boca hasta ahí superado por su rival. En los últimos minutos a base de fútbol y con muchos hombres en el área rival; el conjunto de la Ribera llegó al gol del triunfo gracias a la combinación de Mauro Zárate y Weigandt y a la asistencia de Wanchope Abila para que Emmanuel Mas conecte en medio de una carambola el dos a uno final.

En el epílogo del partido mostró vehemencia y mucha pierna fuerte por parte de ambos equipos. Gran responsabilidad de estos últimos momentos de fricción y tensión entre los jugadores se debió a la mala conducción del partido por parte del árbitro Silvio Trucco.
Boca se llevó los primeros noventa minutos porque fue superior a Godoy Cruz en el primer tiempo y porque supo sobreponerse de la embestida del rival que se lo había llevado por delante en el complemento y había llegado a la igualdad.

Gran despliegue de los pibes Weigandt, Capaldo y Obando El tridente de juveniles mostró frescura, despliegue y mucha clase tanto en defensa como en ataque. La manchita del partido fue el flojo partido del cacique Alonso al cual le costó y mucho con los atacantes mendocinos y con la pelota en los pies. Por otro lado, en ofensiva Wanchope se metió muchas veces en posición adelantada.

Boca recibirá al equipo de Lucas Bernardi el próximo domingo desde las 20 horas en la Bombonera con la gran chance de liquidar la llave y clasificar a cuartos de final donde lo esperan Vélez o Lanús. En el medio, Alfaro tiene la gran chance de sumar su primera estrella como entrenador boquense cuando el jueves, otra vez en Mendoza, se mida con un irregular Rosario Central por la final de la Supercopa Argentina.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12