PARA EL OLVIDO

Boca cayó 3-0 con Atlético Paranaense en la ciudad de Curitiba y comenzó a ceder puntos en la lucha por la clasificación a los octavos de final. El equipo brasileño lo pasó por arriba en el segundo tiempo y Marco Ruben hizo un hat- trick. Preocupante el bajo nivel de varios jugadores en la Arena Da Baixada.

Era la primera salida fuerte del Falcon Sprint por las rutas sudamericanas y en 35 minutos de juego ya sufrió la primera avería. El conjunto “Preto” lo mandó al taller con varías reparaciones para hacerle. Bajísimos los niveles del Tandem del medio confirmado por Marcone y Nandez y del Pipa Benedetto en ataque.

Párrafo aparte merece la olvidable noche que tuvo Julio Buffarini. Por lo lejos el más flojo de la noche y el que más padeció los embates del ataque local. Por su banda el extremo, Rony, se hizo una fiesta. Buffa fue autor necesario y responsable del primer gol del partido tras realizar una mala salida desde el fondo.

Por primera vez desde que está al frente del plantel, Alfaro realiza de forma tardía los cambios. Tanto Pavón como Zárate, debieron ingresar en el entretiempo por Tévez y Villa.

No es la primera vez que este Boca
Versión 2019 no da la talla en un partido caliente. A fines de febrero se mancó ante Atlético Tucumán en la Bombonera cuando aún podía aspirar a pelear por la Superliga.

Un dato a tener en cuenta. Boca no pierde en condición de visitante por 3-0 desde Abril del 2007. Esa noche Cienciano en Cusco le dió un paseo de novela y puso en jaque a ese gran equipo de Riquelme, Palermo y compañía en la fase de grupos. Meses después de la mano de un Román soberbio, el Xeneize levantaría lo que hoy en día es su última Copa Libertadores.

El próximo miércoles 10 de abril, el equipo de Alfaro tiene la chance de recuperar terreno en el grupo G de la presente copa cuando reciba en la Bombonera al Jorge Wilstermann de Bolivia.

Fede Pérez Rivero
@FedeP12