¿ES PARA PREOCUPARSE?

El viernes pasado Boca le ganaba a Banfield 2-0 en la Bombonera sin sobresaltos y se hablaba de que Alfaro había encontrado el funcionamiento del equipo, ya que previo a ese partido venia de tres goleadas a favor, 3-0 a San Lorenzo, mismo resultado frente a Tolima por Copa y 4-1 frente a San Martín de Tucumán de visitante. Esta vez frente a Paranaense todos esos goles marcados en el arco rival fueron a parar al de Andrada. Y como de costumbre, en el cambiante mundo Boca, se encendieron las alarmas y todos los elogios pasaron a ser criticas.

Respondiendo a la pregunta planteada en el título de esta nota, el resultado todavía no es para preocuparse, lo preocupante es la irregularidad en el rendimiento de algunos jugadores. Casos como el de Julio Buffarini que se ganó el puesto con mucha autoridad y buenos rendimientos pero en Brasil la paso muy mal con Roni y Lodi que atacaban constantemente al ex San Lorenzo por la banda derecha. Por su parte Emmanuel Más alterna entre buenos y malos partidos, y a pesar de no tener buenos encuentros con regularidad, Frank Fabra todavía no sumó minutos con Alfaro.

el resultado todavía no es para preocuparse, lo preocupante es la irregularidad en el rendimiento de algunos jugadores

Algo similar sucede con los convocados a la Selección, Iván Marcone tuvo su peor partido desde su llegada, esto puede deberse a que no estaba del todo bien físicamente, lo que nos hace preguntarnos por qué fue titular. En cuanto a Darío Benedetto, está atravesando una mala racha, algo normal en los centro delanteros.

El resultado todavía no es preocupante porque aún faltan tres partidos y depende de Boca que la goleada pase a ser solo una anécdota, no es la primera vez que el Xeneize sufre una derrota de este estilo en fase de grupos. En el 2001 Boca perdió 3-0 frente a Deportivo Cali por la tercera fecha del grupo, al igual que ahora, y como todos sabemos esa historia terminó con final feliz logrando la Copa. En el 2007, año en el cual la Libertadores también se quedó en él Bombonera, fue todavía peor. En la ante última fecha el equipo de Russo cayó frente a Cienciano por el mismo resultado y el conjunto de la Ribera debía ganar por 3 goles en la fecha final frente a Bolivar para clasificar. Terminaría ganando 7 a 0 y lo demás es historía.

Por ende, si bien es cierto que este tipo de marcadores duelen mucho, es posible reponerse, al menos eso es lo que marca la historia.

Agustín Bertolotti @BertolottiAgus
Foto: Diario Popular