ARRANCA Y TE LIQUIDA

El Falcon Sprint sigue entonado, otra goleada en la Ciudadela para mandar al “ciruja” al descenso, tras comenzar perdiendo. Decidió arrancar a fondo, una joya de Bebelo, un Andrada de selección, un equipo solvente que logró su boleto a la 2020.

Recibimiento de esos dignos de partido decisivo en la Ciudadela, con detalles a destacar: pirotecnia dirigida por el club y en las gradas, bengalas, humo y sobreventa de boletos, todos estos argumentos en los que Boca a tenido sanciones por haberlo realizado en casa… y nos preguntamos…Allá si vale?

Y bien, el santo Tucumano se jugaba una final por mantener la categoría, mientras que el xeneize buscaba asegurar su clasificación a la Libertadores 2020. Alfaro cambió algunas figuritas por desgaste, llamando la atención que solo Benedetto fue a la banca entre los que figuran como convocados a la selección.

Terreno de juego pesado, grama altísima, en los primeros 15 minutos Boca fue muy reiterativo cometiendo fouls, llegando tarde a las jugadas y relevos de espacios, sin mucha fluidez el local tenía iniciativa y posesión, momento en el que el revoleo y los pelotazos aparecían como únicos argumentos. Asedio, presión alta y juego altamente físico entre los pacedimientos de Boca en cancha, clara manifestación de lo pretendido por Caruso Lombardi, en contraposición a la falta de practicidad y volumen de juego del xeneize. No obstante, dos aproximaciones en los pies de Zárate y Villa se presentaron, con poco balance y control dadas las características del terreno.

El ciruja a fuerza de empuje logra el primer gol en el min 27, Lucho Pons anota su gol número 100 como profesional, la empuja en la raya tras un buen centro a base de constancia por la izquierda de Gonzalo Rodríguez guapeándola frente a la floja respuesta defensiva de hasta 3 jugadores xeneizes, no fue suficiente el achique de Andrada. dos minutos después le anulan la dopietta a Pons por offside con algo de infaltable polémica.
Y así mismo trataba de ir de contra la visita, nuevamente despertando del letargo. Si bien el record anda bien, Boca sigue regalando los primeros tiempos. Sin jugar un buen fútbol, logra un par de contragolpes con opción clara, uno que no puede concretar Ábila contenido por el Arquero Carranza, …segundos después un desborde de Más apoyado por Villa logran que Wanchope se reencuentre con el gol, llegando por el centro la conecta en el suelo con la rodillay la esférica entra pidiendo permiso.
Luego de lucir hundido en el césped de La Ciudadela, Boca se acordó de jugar, de pronto Marcone y Nández fueron nuevamente impasables, Más y Buffarini plantaron sendas avenidas en sus carriles, Reynoso logró ser constante pidiendo la pelota y haciendo la labor de conducción que se requería para evitar los pelotazos.. lo empató y hasta podía irse al entretiempo ganándolo…. pero el recibir la bofetada inicial no es un hábito del todo sano, simplemente porque no todos los escenarios te dan oxígeno para reencontrarte cambiando el chip en corto tiempo.
El complemento arrancó como un calco del anterior, Caruso mandando al frente a todas las líneas del Santo y Boca pasándola mal con los despejes. No obstante, el tándem de sociedad ofensiva se tejió entre Reynoso y un muy voluntarioso Buffarini. Villa lucía desprolijo en los desplazamientos y complicado para encontrar sus espacios. En esas líneas adelantadas del ciruja, Boca fue con una contra letal, pivot de Wanchope a Reynoso, que realizó su primer gol…y qué gol!!! una diagonal solvente para una definición soberbia por encima de Carranza, muy similar al tercero de Messi en su jornada de hoy en España…lindo modo de que este jugador, que ha sido más intermitente que otra cosa, consiga su lugar y punto de confianza.
Los de Alfaro se iban arriba como lo mereció en la misma primera parte, pero el partido no daba respiro… un minuto después Andrada tapa espectacularmente un zurdazo de Pons, y luego un cabezazo de Moreira de milagro no entra tras el inmediato córner, da en el travesaño y sale. El conjunto local se desordena en defensa por la necesidad enorme de no perder por los promedios, en ese punto Boca debía afincarse con mayor sobriedad y posesión, difícil empresa por la rispidez que gobernaba en la dinámica del partido.
Justo tras una falta, tiro libre de Zárate y Gol de Lisandro López, una copia táctica del primero por copa ante Tolima días atrás, entrando el tercero y bajando la desazón desde una lúgubre Ciudadela, decretándose el descenso del santo tucumano.
Desde acá, este servidor aplaude la actitud del conjunto local, sin perder voluntad atacó como si el partido estuviese empatado, con definiciones poco afortunadas algunas y varias otras con “Sabandija” Andrada como protagonista de postín. Justo el arquero, que viajará convocado a la selección, tapó entre tantas una muy clara de un jugador que debió ser titular, Claudio Bieler…y en ambas hay que decir “”menos mal y no fue”. Alfaro mandó a la cancha a Tévez, Benedetto y Almendra sin modificar el parado táctico, tuvo un gol el pipa anulado por offside, …y el cuarto estaba por llegar…muchos avances en l,os que el equipo ya se floreaba, terminó coronado por un avance 3 contra 2, Benedetto por derecha pase diagonal al apache en posición de 9, contiene Carranza y en el rebote la manda a guardar el leoncito Nández. Boca goleaba a placer ante la mirada de un público que aplaudió a un equipo que jugó sin rendirse, con el condimento de que Caruso Lombardi no fue el salvador, y con un enorme performance de Andrada deteniendo absolutamente todo.

En general, la sociedad y la confianza hicieron despertar al Boca granítico, efectivo y sobre todo solvente, tras un arranque flojo desde lo actitudinal. Alfaro sigue ganando, sigue marcando 3 goles en 4 partidos seguidos, y a pesar del perjuicio de despertar lento, sigue siendo efectivo y los resultados ponen a Boca como clasificado a la Libertadores venidera.

Se viene la pausa por fecha Fifa… a falta de 2 fechas, el objetivo de la copa venidera se logró, no se logró el tricampeonato por cosas del futbol…pero el Falcon de Alfaro sigue entonado, va derecho y va letal…, eso nos pone bien de cara a la fase de grupos de la Libertadores actual, y de la Supercopa ante Central.

Hay que jugar! (y cuando tenemos sociedades jugamos y nos va bien)

Gilberto Salinas