MAURO LO ENGRANA

Boca, sin brillar, venció por dos tantos contra uno a Lanús en la Bombonera y se afianza en los puestos de copa Libertadores y espera un guiño del destino para sumarse a la pelea por la punta del campeonato. Emmanuel Mas y Mauro Zárate fueron los autores de los goles del Xeneize.
Costó más de lo pensado. El equipo sigue sin jugar bien pero suma su cuarto partido sin derrota en éste arranque de año. En la tarde-noche de hoy Lanús lo tuvo en varios pasajes del partido contra las cuerdas, pero otra vez Mauro apareció cuando el equipo más lo necesitaba. Otra vez, como en San Juan ante San Martín y como contra el Tomba también en la Bombonera. Pepe Sand, confeso hincha de Boca entre semana; había anotado el gol granate sesenta segundos antes y la Bombonera comenzaba mostrar signos de fastidios. El menor del clan Zárate hizo la individual y su disparo un tanto defectuoso se desvió en un adversario y se colocó pegada al palo derecho del arco que defendió Ibañez.
Esta vez los cambios realizados por Gustavo Alfaro dieron sus frutos, Las variantes con las que el entrenador buscaba darle oxígeno al equipo funcionaron a la perfección. El medio fue un frontón integrado por Nández (Ingresó por Almendra), Marcone, Campuzano y Bebelo Reynoso (Reemplazó a Pavón) y arriba Mauro (Tévez en los últimos diez minutos) y Benedetto explotaban en tres cuartos de cancha en cada contrataque que se podía presentar.

El equipo había tenido un primer tiempo muy flojo y casi no había tenido chances claras de gol. Ya en el complemento y con el correr de los minutos Boca, con más empuje que fútbol, lo fue arrinconando a Lanús. En diez minutos Mas, que venía teniendo un partido irregular cabeceó de manera perfecta el centro de Zárate y puso arriba al equipo de Alfaro en el resultado. Entre aquel gol del ex San Lorenzo y el gol de Mauro Zárate pasaron cinco minutos. En esos 300 segundos el estadio pasó por un sinfín de emociones. Claro en el medio había empatado Lanus con el ya mencionado gol de Pepe Sand y gran parte de la Bombonera se veía afuera de la pelea grande por la Superliga.
Las chances matemáticas continúan intactas. Boca está a diez puntos del líder Defensa, pero el miércoles enfrentará a Atlético Tucumán para ponerse al día (podría quedarse a siete) y el domingo justamente se mide con el puntero. Si le ganara quedaría a cuatro unidades con 18 puntos aún por jugarse. Las chances matemáticas continúan intactas. Boca está a diez puntos del líder Defensa, pero el miércoles enfrentará a Atlético Tucumán para ponerse al día (podría quedarse a siete) y el domingo justamente se mide con el puntero. Si le ganara quedaría a cuatro unidades con 18 puntos aún por jugarse. El equipo se quiere engranar en la Superliga y el hincha lo sabe.
Fede Pérez Rivero
@FedePR12