PENEL, LA TERCERA NO FUE LA VENCIDA

Cuando corría el último minuto de los 4 que adicionó el juez, Cristian Pavón ejecutó un tiro libre que pegó en el travesaño, la pelota pico en la línea y salió disparada hacía el área chica. Wanchope Ábila saltó a capturar el rebote, y al impactar el balón de cabeza en dirección al arco vacío, ya con el arquero Rigamonti en el suelo, el brazo izquierdo de Tomás Guidara se interpuso en la trayectoria. Automáticamente todos los jugadores de Boca reclamaron penal, pero el árbitro no lo sancionó.

Esta no es la primera vez que Ariel Penel comete un error de este calibre frente al Xeneize, ya hay dos antecedentes. El 19 de marzo de 2017 en La Bombonera frente a Talleres, luego de un tiro de esquina, Santiago Vergini remató al arco y el brazo derecho de Juan Cruz Komar evitó que el balón llegara al gol. Finalmente, ese encuentro termino siendo derrota por 2-1.

El segundo fue en el Libertadores de América el 15 de abril de 2018. Tras un centro de Pavón, Nahitan Nández saltó a cabecear y apareció la mano de Gonzalo Verón evitando el cabezazo del charrúa. Independiente se llevo los 3 puntos ganando por la mínima.

Tres manos, tres penales, el mismo árbitro y ninguno fue sancionado. Es cierto que es algo que podría ser considerado un simple error, después de todo los árbitros son personas, pero en el momento que se vuelve recurrente comienza a ser llamativo. Boca perdió los tres puntos y una oportunidad única de acercarse al puntero, es cierto que no se jugó bien y hay mucho que mejorar, pero en esta oportunidad el Xeneize fue perjudicado.

Agustín Bertolotti @BertolottiAgus